¡Los títeres van tu casa, con la Tía Tomasa!

Estuvimos con Adolfo Lanzavecchia, quien nos dio detalles del Festival Internacional de Títeres “La Tía Tomasa”, que este año cumple veinticinco años y contará con la novedad de que se realizara de forma virtual debido a la pandemia de COVID-19 que estamos atravesando.

“El festival este año a raíz de la cuarentena de salud obligatoria, tomará el formato virtual, para que el público infantil y familiar puedan disfrutar del arte de los títeres, con funciones para las escuelas, jardines maternales, nivel inicial y primaria, pero además toda la comunidad podrá acceder a las obras mediante un enlace y en los dos casos con una entrada general que se puede pagar por Mercado Pago y por transferencia CBU. Sabemos que la situación es muy complicada, pero también sabemos que el arte y el teatro de títeres son elementos necesarios en la vida de las personas y por eso estamos presentes con los títeres de La Tía Tomasa”, nos explica Adolfo.

En cuanto al formato del mismo, el artista nos señala, “vamos a ofrecer un paquete de 4 funciones por día, más dos talleres de construcción de títeres durante 7 días hábiles (28 y 29 de mayo y desde 01 al 05 de junio), así  nos permitimos llegar a la comunidad y entrar en los hogares con un entretenimiento saludable, estético, artístico, familiar, solidario y accesible, una buena forma de olvidarse de la cuarentena. Las funciones tienen un formato de corto tiempo, para hacerlas más dinámicas y sabiendo que no es teatro en vivo. La ventaja es que se puede compartir en el seno familiar y en los distintos grupos de afecto y empatía”.

También ofrecerán un paquete de funciones gratis para las Escuelas Especiales y para los Hogares de Ancianos que lo requieran, “esto lo hacemos todos los años y no podíamos dejar de concretarlo y llegar a ese sector de la población”, comenta Adolfo.

“Pero además tendremos funciones para todo público desde el 30 de mayo al 07 de junio, como así también dos talleres. En los dos casos el acceso será mediante un enlace que nosotros enviaremos a quienes lo soliciten y esto tendrá un valor ajustado a la realidad, la intención es poder ofrecer un espacio y un tiempo a la comunidad con el teatro de títeres y descubrir la magia, el encanto, la movilización interna que generan los personajes titiriteros”.

Ya finalizando la nota, nos pidió dejar un mensaje, “queremos apelar y pedir a las empresas de  la Región, como los comerciantes y personas particulares que lo desean, participar comprando un paquete de funciones para los sectores más necesitados y de esta manera poder llegar solidariamente”.

Para saber más sobre el Festival, te dejamos los contactos:

Adolfo Lanzavecchia: Watsapp: 2634479475

Fan page: Títeres la Tía Tomasa

EC

A Ayudar se Aprende Ayudando

En estos momentos de pandemia, en donde aparecen diversos problemas y todo se hace cuesta arriba en muchos aspectos, pero principalmente en lo económico y en el cual hay muchas necesidades por cubrir, afloran las personas e instituciones para brindar ayuda a los que más lo necesitan.

Por eso te queremos dar a conocer la cruzada solidaria que está llevando adelante el Instituto de Formación Docente y Técnica N° 9-006 “Profesor Francisco Humberto Tolosa”. Estuvimos con Laura Essayag, docente del establecimiento y una de las propulsoras de este importante movimiento social.

“La iniciativa nace del Instituto de Formación Docente y Técnica N°9-006 Profesor Francisco Humberto Tolosa, con la idea de realizar durante todo el mes de mayo una colecta solidaria para ayudar y colaborar con todas aquellas instituciones y comunidades de referencia con las que el Instituto articula y viene trabajando sostenidamente en el tiempo a través de diversos proyectos de índole pedagógica, cultural, productiva y social”, nos comenta Laura.

Respecto a cómo surge esta colecta, nos comenta, “esto nace de la profunda certeza que está pandemia no solo ha traído y generado diversas transformaciones en nuestros hábitos sino que, sin dudas, ha paralizado la actividad laboral (muchas veces informal) de muchos sectores y grupos sociales de nuestro departamento. Muchos de nuestros vecinos han visto impedido su trabajo a raíz del aislamiento obligatorio y preventivo, esto genera que en muchos hogares las necesidades básicas se sienten a flor de piel”.

A lo que agrega, “esta situación particular generada por el Covid- 19 sumado a la particularidad que tiene el invierno (sabemos que con el frío  aumenta la demanda de muchos elementos: alimentos de mayor caloría, abrigo personal y de cama, calzado , etc)  nos hizo sentir la responsabilidad como Instituto, como Estado que somos, de diseñar algunas propuestas que dieran lugar a acciones que impactaran  en esos espacios y que desde un lugar de compromiso social, se colabore y aporte a la tarea solidaria de sentirnos parte de una misma trama, en la que no todos ejercen los mismos derechos, o al menos, no todos los ejercen en la misma calidad”.

En cuanto a las donaciones, que necesitan y donde hay que acercarlas nos explica, “las donaciones pueden llevarse a los domicilios de Jorge Panella (Tucumán y Comeglio, B° 9 de Julio-celular 2634-620933) y Jorgelina Magnaldi (B° San Cayetano M D, C 10-celular 2634-514297)  son los que en sus casas reciben lo que la gente pueda y desee donar. Recordemos que necesitamos: alimentos no perecederos,  calzado,  ropa de abrigo  y ropa de cama, principalmente frazadas”.

“La colecta se extenderá durante todo el mes de mayo, ya contamos con muchas donaciones, mucha gente se ha sumado, y nos sentimos muy felices. Estamos trabajando también de manera articulada con la escuela N° 1-515 “Leonor Ferreyra”, con quienes compartimos muchas comunidades, a las que sentimos el deseo y el deber de ayudar”, expreso.

“Nos hemos comunicado con la directora de educación Prof. Silvana Francese, quien no dudó ni un instante en ofrecer su colaboración, para que ella nos ayude en la difusión de esta propuesta, y para que el día de la entrega nos acompañe y ayude personal de la municipalidad, cumpliendo con todos los cuidados necesarios que hay que tener en tiempos de pandemia. También  Nazareno Panella nos ayudó a diseñar una gacetilla de prensa y a grabar un spots publicitario para que pueda llegar a las distintas radios y que este mensaje solidario se multiplique. De eso se trata, de que llegue a muchos espacios y mucha gente pueda sumar su acción”, destaca en cuanto a ayuda que están recibiendo.

Para cerrar nos quedamos con unas palabras de la Profesora Essayag, “esta iniciativa creemos además que nos va a permitir ser más humanos, enseñarles a nuestros estudiantes que la igualdad, la dignidad de todos y todas, la sensibilidad, la empatía y la lucha colectiva son también contenidos que nos forman integralmente. Por eso la consigna es «A ayudar se aprende ayudando», nadie aprende a ser más sensible, ni más humanos, ni más justo sino es desde la acción real con y por los otros”.-

ANDRES VIGNONI “El vino me corre por las venas”

Por Lic. Emiliano Cónsoli

El pasado mes de abril, el famoso critico estadounidense, James Sucking, dio a conocer una lista de vinos a los que los puntuó con 100 puntos en su informe. Uno de esos vinos es elaborado por un joven rivadaviense, quien se desempeña hace unos años en la prestigiosa Bodega Viña Cobos en el departamento de Lujan de Cuyo.

Estuvimos con Andres Vignoni, este joven de 32 años, quien nos conto acerca de sus inicios, su formación, el vinculo familiar con la industria y los pasos futuros en su profesión.

Los inicios y formación

  • ¿Cuándo comenzaste en la Enología?

Oficialmente empecé con la enología en el 2005. Tenía 17 años y estaba por entrar a la facultad de Enología, así que quería ver en que me estaba metiendo. Obviamente que empecé trabajando como operario, no como enólogo.

  • ¿Qué te llevo a estudiar enología?

Tanto mi papá como mi mamá son enólogos y eso marco mucho mi infancia. Pero además soy sexta generación de viticultores y hacedores de vino, por eso siempre digo que el vino nos corre por las venas

  • ¿Dónde has trabajado?

Trabajé en varias bodegas de Mendoza antes de llegar a Viña Cobos y en el exterior trabajé en Nueva Zelanda, Italia, Estados Unidos, España y Francia (en los dos últimos sigo trabajando)

  • ¿Tu formación donde la realizaste? ¿Toda ha sido en el país?

Mis estudios universitarios fueron en la Facultad Don Bosco y el posgrado en la Universidad de Sonoma (Estados Unidos)

Los 100 puntos

Además de Viña Cobos, otras cuatro bodegas recibieron esta calificación en la que se destacan a los vinos de alta calidad o de alta gama

  • ¿Qué sensaciones has tenido respecto a este reconocimiento?

Siempre creí que un reconocimiento de ese calibre iba a ser un gran motivo de alegría (que de hecho lo es), pero la primera reacción fue pensar: ahora hay que repetirlo. Más allá de eso, este premio valida la obsesión por la calidad y el valor de los detalles, además de que los grandes grupos consiguen grandes cosas

  • ¿Has recibido otros premios?

En 2017 uno de nuestros vinos (Cobos Volturno) fue el mejor vino del mundo para los usuarios de Vivino (el sitio número uno de vino del mundo).

Viña Cobos y Paul Hobbs

  • ¿Cómo es trabajar en una bodega tan importante? ¿y con un dueño con toda esa experiencia?

Es un desafío constante: la precisión e innovación no dejan que te relajes ni un minuto. En cuanto a trabajar con Paul es realmente un lujo. El tipo fue uno de los pioneros de los vinos de alta calidad en Argentina y Estados Unidos, así que el aprendizaje es interminable. Además es un trabajador incansable.

  • ¿Cuál es tu función principal en la bodega? ¿Cuántos enólogos trabajan?

Soy el gerente de enología y junto conmigo trabajan los enólogos Diana Fornasero y Nicolas Antich

Andrés en primera persona

  • Además de los vinos que elaboras en Viñas de Cobos, ¿realizas vinos propios?

Tengo un proyecto minúsculo con Andrés Ciro Martínez (músico) que aún no sale al mercado

  • ¿Soñas con una marca o bodega propia?

Por supuesto, solo que para eso aún tengo mucho camino por andar

  • ¿Tenes pensando emigrar hacia nuevos horizontes?

Tengo la fortuna de trabajar en dos pequeños proyectos europeos junto con Paul Hobbs (el dueño de Viña Cobos y uno de los enólogos más reconocidos del mundo), así que felizmente puedo seguir viviendo en Mendoza.

  • ¿Cuál es tu varietal preferido?

El Pinot Noir

  • Tenes un asado con amigos, ¿vino de Cobos que recomendas? ¿y de otra marca?

Recomendar, recomiendo todos! Pero normalmente llevo Felino o Bramare Appellation Valle de Uco.

  • ¿Algún hobbie o pasatiempo?

Salgo a correr, de vez en cuando agarro la guitarra, pero sobre todo me encanta hacer y comer asados con amigos

  • ¿Algún referente en la enología?

Tengo varios colegas que admiro, pero sin dudas de quien más aprendí es Paul Hobbs

  • ¿Dónde te ves en diez años?

Haciendo vinos de altísima calidad en Argentina. No quiero dejar el país ni desenfocarme del camino que elegí.

  • La gran pregunta, ¿el vino se puede tomar con soda o hielo?

El vino se toma como a uno le gusta.

  • ¿Asado con vino tinto o pescados con vino blanco?

Asado y vino tinto.

  • ¿Vivís en Rivadavia?

Desde hace par de años no vivo en Rivadavia, me mudé más cerca de la bodega.

  • ¿Estado civil?

En pareja con Belén.

Andres Vignoni, gran profesional, pero sin dudas mejor persona. Estamos frente a un chico con un presente increíble y un futuro promisorio, cuyo techo, solo lo sabe el.-

El profesor Panella a través de sus videos: “lo importante es llegar a los chicos”

Su nombre es Gastón Panella, es profesor de Música y Psicología, y ha creado un canal de Youtube donde sube diversos videos didácticos como una nueva propuesta para trabajar con sus alumnos.

El sistema educativo se encuentra transitando uno de los desafíos más grandes de los últimos tiempos por lo cual, trasladar las actividades diarias desde el salón de clases al campo virtual, ha llevado a todos los docentes a reinventarse dejando salir su creatividad en todos los aspectos.

Varios trabajos han llamado la atención, entre ellos los de un profesor de Psicología y Música de la zona Este de la provincia que con sus videos didácticos ha desarrollado una nueva forma de trabajar con sus alumnos.

Gastón Panella es docente de la escuela Primaria P-032 Casa de María en la ciudad de Rivadavia; y de las escuelas secundarias 4-167 Santiago Felipe Llaver (San Martín), 4-096 Mario Anselmo Sánchez (Medrano, Rivadavia) y 4-192 Alicia Mabel Saffi (Los Campamentos, Rivadavia), y en este tiempo ha creado un canal de Youtube donde sube diversas clases de música, psicología y formación para la vida y el trabajo.

La idea de poder acercarse a los alumnos tal y como lo hacía en el salón de clase fue el motivo principal por el cual comenzó a grabar los distintos videos. Así podemos observarlo en ellos, tocando diversos instrumentos musicales o personificando a varios personajes para hacer de sus clases lo más dinámicas y entretenidas.

Luego de enviar los videos a través de Whatsapp, fueron los mismos alumnos de secundaria los que incentivaron la creación de su canal de Youtube para que de esa manera otros colegas puedan observar sus clases, sacar ideas y utilizar los videos si así lo quisieran.

Si bien el profesor es consciente de que no todos tienen acceso a internet, o que muchas familias tienen problemas de conectividad, cree que trabajar de esta manera es una herramienta útil en el trabajo diario con sus alumnos, a los cuales también les envía documentos pdf, audios, imágenes, etc, para que la mayoría de ellos puedan acceder a sus clases.

En la mayoría de los videos se lo ve al profesor tocando distintos instrumentos. Explicó al portal de la Cooperativa Popular que para grabar los videos primero graba la canción, y luego, realiza la edición del “video que me grabo yo tocando distintos instrumentos y después los acoplo a la computadora”, puntualizó.

Subrayó que esto lleva su tiempo, aparte que tiene recurso bastantes limitados. Un  teléfono celular para filmar y una pequeña consola que usa en su actividad particular. “Se hace lo que se puede y lo importante es llegar a los chicos y hacer que ésta época que vivimos sea un poco más a mena, que se puedan divertir, que puedan tener clases así”, afirmó.

Para producir cada video utiliza todos los recursos de vestuario que tiene en casa, inclusive una peluca. “Me han llegado comentarios si soy yo el de todos los videos”, declaró. Indicó que una niña de un Jardín le preguntó “si hay muchos Gastón” luego de ver los videos.

El músico señaló que “la idea es darle un perfil a cada personaje, para que los chicos vayan viendo cuál es la diferencia de cada uno”.

Para todos aquellos que estén interesados en conocer su trabajo, pueden visitar su canal de Youtube o contactarse con el profesor mediante Facebook el cual ha expresado que está dispuesto a ofrecer ayuda a quienes lo necesiten.

Canal de YouTube

https://www.youtube.com/channel/UCv9ldvfEJ0_Eb2VlMDGePhA

Videos de Música

El Alcatraz: https://www.youtube.com/watch?v=3K_EINnXNSs&t=200s

Don Pepito y Don José: https://www.youtube.com/watch?v=Ki7eQvhhKxs&t=92s

El Pescador: https://www.youtube.com/watch?v=ZAmmu5CIIIE

Ritmo de Rock: https://www.youtube.com/watch?v=5i7EPwKvKtQ

Videos de Psicología y Formación para la vida y el trabajo

La  Motivación: https://www.youtube.com/watch?v=eqQi4DU64vs&t=261s

Campos de Aplicación de la Psicología: https://www.youtube.com/watch?v=MgApSPVcux4&t=3s

La Vocación: https://www.youtube.com/watch?v=ptYNnow4Q00&t=55s

Fuente: Coordinación de Educación Artística

DFF

“Micaela Sosa, Orgullo Rivadaviense”

Unas semanas atrás, subimos a la página la noticia de Micaela Sosa, quien fue la primer egresada en situación de cuarentena. Estuvimos con ella para conocer un poco sobre su persona y como vivió esta experiencia en sus instancias finales de estudio.

Nos comunicamos via on line con la joven de 25 años, que en este momento se encuentra en la casa paterna en el distrito de La Central y nos dejo esta interesante entrevista.

¿Cómo fue la experiencia de rendir en forma virtual?

Rendir de forma virtual fue menos emocionante que si hubiese sido presencial. Me sentí un poco sola al no poder ver a mis evaluadores y las reacciones en sus caras a medida que iba hablando, pero eso también le quito estrés a la presentación que di e hizo que fuera más tranquila para mí. Fue un poco controversial, daba tranquilidad pero quitaba emoción.

¿Cuántas personas te evaluaron?                              

Me evaluaron cuatro personas. La Directora de tesis, Dra. Vanesa Galassi, mi Co-director, Dr. Mario Del Popólo (oriundo de Rivadavia) y los Dres. Luis Mayorga y Rafael Fernández

¿Cuál es el título que obtuviste?

Licenciatura en Ciencias Básicas con Orientación en Química

Luego de terminar de rendir, ¿Cuáles fueron las sensaciones?

Al terminar de rendir fue una sensación de soledad y silencio. Estaba sola con mi madre y solo hasta después de despedirnos del encuentro y cerrar la aplicación nos abrazamos con ella. Se sintió raro recibirme así, muy solitario, impensado, fue algo totalmente nuevo, inimaginable. Los sentimientos de emoción están pero es difícil de sacarlos cuando no hay un contexto que te lo permita, al estar en casa era muy distinto, solo podía notar la felicidad de cerrar un ciclo y de terminar un trabajo tan difícil  y nada más.

¿De qué se trato la tesis?

La tesis trato de soluciones computacionales que permitieron calcular las propiedades físico-químicas de una molécula fluorescente, la indocianina verde (ICG, por sus siglas en ingles). Calcular estas propiedades permite estudiar el mecanismo de respuesta en los cambios de fluorescencia que sufre la ICG en presencia de potencial eléctrico a través de una membrana. La idea a futuro es aportar al desarrollo de métodos ópticos para medir actividad eléctrica inclusive en diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas.

¿Tenias experiencia en esta modalidad de rendir on line?

No tenía ninguna experiencia en rendir on line

 

¿Qué nota obtuviste?

Obtuve un 10

¿Estuviste nerviosa en algún momento?

Estuve nerviosa mientras exponía mi presentación nada mas, después solo esperaba contenta lo que venía.

¿Cuánto tiempo estuviste preparando la tesis?

Estuve un año preparando la tesis

¿Cómo fue estudiar en cuarentena?

Estudiar en cuarentena fue más reconfortante, por el hecho de que no se podía hacer nada más y era entonces una distracción, por lo tanto se me pasaban los días rápidos, lo que me hizo casi no sentir el aislamiento

¿Qué tenes proyectado de ahora en adelante?

Desde ahora comienzo a hacer el doctorado, tengo que llevar a cabo un nuevo proyecto para el cual debo realizar simulaciones computacionales, experimentos y leer mucha bibliografía. Además realizar materias de posgrado y aprender completamente el idioma inglés. Eso durante los próximos cinco años, gracias a que obtuve la beca de doctorado del Conicet. Luego veremos que depara el destino.

¿Te quedas en Rivadavia o tenes pensado irte?

Pienso seguir viviendo en Mendoza, cerca de mi trabajo, pero volver a Rivadavia de visita todas las veces que pueda.

¿Algún proyecto personal?

Un proyecto personal seria tener un hogar propio

¿Tu carrera la realizaste viajando o vivías en Mendoza?

Mi carrera la realice viajando cuatro años y luego me fui a vivir a Mendoza. Inicialmente cursaba en San Martin, en una sede de mi facultad, la de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Cuyo. Perdía cuatro horas al día en colectivo, me quitaba muchas horas de estudio eso y las veces que hacia laboratorio en Mendoza perdía seis horas en viaje.

¿Tenias alguna beca?

Si, la beca de La Esquina a la Universidad, la beca Progresar y becas de transporte de la Municipalidad de Rivadavia. Gracias a ellas pude llevar a cabo mis estudios.

¿Queres agradecerle a alguien en especial?

Quisiera agradecer a mis padres por haberme inculcado las ganas de estudiar, a mi familia que siempre me apoyo, a la Nación y al departamento de Rivadavia que me dio ayuda económica, al Dr. Javier Fornasari que fue quien me informo y ayudo a obtener la ayuda municipal. A mis maestro de todos los años por su dedicación, a mi directora de tesis por su total entrega y al codirector por la atención

Por último quisiera agradecer a la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEN-Uncuyo) por permitir recibirme con esta modalidad y a mis evaluadores y directores por estar de acuerdo en llevarla adelante.-

El Gauchito Sopaipilla: “Creo que el secreto de ser feliz no es tener plata, sino conformarse con lo que Dios nos da”

Por Daniel Flores Flores

Pascual Pedro Abrego, nació el 25 de octubre de 1946 en el distrito La Reducción en el departamento de Rivadavia. Pero, en su documento figura con fecha de nacimiento el 30 de octubre, porque lo presentaron cinco días después en el Registro Civil. Está casado con Gloria Rosario Mesa hace 35 años. Tiene ocho hijos, tres varones y cinco mujeres.

Agricultor de profesión. A los 13 años empezó a trabajar en la viña junto a su padre Lorenzo. Es un acérrimo defensor del folclore cuyano. Es el creador del personaje del Gauchito Sopaipilla, quien es el encargado de realizar la apertura del Festival Regional “Entre Tonadas y Sopaipillas” que se realiza anualmente  en el distrito La Reducción.

-Pascual, ¿a usted se lo conoce como el Gauchito Sopaipilla?

-Sí.

 

-¿Cómo se le ocurrió el personaje?

-Fue por una casualidad, ya que cuando empezó la fiesta de la Sopaipilla, comenzó a actuar un grupo y cuando estaba por terminar no llegaba el grupo que venía después. El coordinador estaba preocupado, entonces le dije: ´¿Querés que suba yo, a entretener la gente mientras llega el otro grupo? Me dijo que bueno y subí’. Resulta que andaba el “Negro” Castro con un sombrero y un poncho, le dije ‘¿Che Negro, vos no me prestarías el sombrero y el poncho?’ Sí, me dijo, se lo sacó y me lo dio.

Cuando voy a subir al escenario, el animador me pregunta ¿Cómo lo nombro? Instantáneamente, no sé de donde saqué ese personaje y le digo “El Gauchito Sopaipilla”, entonces desde ese día quedé con ese nombre.

-¿El vestuario quién lo diseño?

-Yo, yo tuve la idea porque cuando fui a comprar un género para hacer el traje, llegué a la tienda, le dije quiero hacerme un trajecito de gaucho. Quiero que me dé género amarillo y rojo. La señora que me atendió me dice ‘no se para que lo quiere, porque un gauchito de esta forma, me parece que no le va a servir’.

 

-¿Por qué eligió ese color?

Cuando estaba en la tienda yo insistí, yo tenía la idea fija que tenía que ser ese color amarillo con ribetes rojos, porque si el Gauchito Sopaipilla se vistiera como un gaucho común no lo distinguirían. Y otra cosa que me llamó la atención es los niños, con el colorido que tiene, el traje les llama la atención.

 

-¿Qué importancia tiene el Festival Regional “Entre Tonadas y Sopaipillas” para el distrito La Reducción?

-Muchísimo, es lo más grande que tiene. No es porque trabaje en el, sino que a través de los artistas se ha hecho conocer en muchos lugares y tiene muchas cosas particulares, es un festival familiar, el lugar es muy lindo.

En otros festivales eligen a los mejores locutores o animadores, y este festival tiene algo que lo identifica, que lo abre el Gauchito Sopaipilla, que no es Pascual Abrego, es un personaje creado por él en homenaje a todos los gauchitos humildes que sin tener plata fueron famosos.

-¿Usted siempre hace la apertura de este Festival?

-Sí, gracias a Dios lo hice desde un principio y siempre me dieron la responsabilidad de abrirlo. Yo lo hago con toda la responsabilidad, pero nunca dije que iba a ser eterno. Algún día irá a venir otro a abrirlo, no sé, cuando las instituciones me lo pidan no tengo ningún problema.

 

-¿Qué se siente subir al escenario y saber que tiene la responsabilidad de ser el representante de La Reducción frente al público?

-La verdad que me da un poco de risa, porque cuando la gente del festival me dice: ‘bueno Gauchito, ahora te toca subir’, prendan las luces para él, y se ilumina todo el predio y veo a toda esa gente ahí esperando que yo pegue el grito festivalero. Es  para mí lo más grande que puede pasarme, no tiene precio eso, es algo que solamente el que está en eso lo puede sentir.

 

-¿Y qué dice en la apertura?

-Y siempre digo: ‘Bueeenaaas nooocheees Mendozaaa. Bueeenaaas nooocheees Rivadaviaaaa, Reduccioooonn, mi pueblo se pone de pie, se viste de fiesta y les dice bieeennnvenidooooss a la Fiestaaaa Regionaaaalll Entre Tooonaaadaaas y Sooopaiiipiiillaaas’.

 

¿Ha escrito alguna canción para el Festival?

-Sí, también he escrito una canción, porque me gusta escribir, son cosas que a uno se le ocurren.

Dice algo como:

 “Reducción está de fiesta la gente contenta está,

se viene la Sopaipilla, vamos todos a cantar,

sopasopa sopaipillas, sopa sopa soparás

sopaipillas con arrope…”

 

-¿Siempre vivió en La Reducción?

-He nacido y fui criado en La Reducción. Nací en el año ’46, cuando terminaba la Segunda Guerra Mundial, por eso será que soy pacifista. Viví un tiempo en el distrito El Mirador, pero no, siempre he vivido acá en La Reducción.

 

-En algún momento, ¿pensó en ir a vivir a la Ciudad de Rivadavia?

-No, porque yo creo que uno es como un árbol, cuando echa raíces en un lugar, si lo arrancas para llevarlo a otro lugar por ahí se marchita o muere.

 

-¿Toda su vida se dedicó a trabajar en la viña?

-Sí, la verdad que siempre he trabajado en las viñas

 

-¿Siempre ha sido contratista?

Contratista y a veces también he trabajado al día.

 

-¿Sigue trabajando?

-Sí, sigo trabajando.

 

¿Cuánto tiempo lleva en el mismo contrato?

Llevo 30 años en el mismo lugar. Me gusta trabajar en las viñas porque el que no las conoce no sabe las cosas que tiene.

Una de tantas cosas importantes, porque es todo un proceso, cuando se poda una cepa y se ata, llega un tiempo en que empieza a llorar, no muchos saben que las cepas lloran. Cuando llora la cepa a la semana nace el brote y es como una madre cuando nace un hijo, las cepas son lo mismo.

-¿Es duro realizar los trabajos culturales de los viñedos?

-Mirá, ahora el tiempo ha cambiado porque antes andabas con una mochila, ahora tenés una atomizadora, tenés el tractor, antes tenías que abrir surcos, ahora tenés mata yuyo. Han mejorado muchísimo las cosas.

 

-A veces la naturaleza con la caída de piedra se lleva el trabajo de todo el año en minutos…

Sí, es una gran tristeza ver que lo que uno había trabajado, que al otro día de la piedra y  granizo queda todo roto, la uva en el suelo, los brotes. Es una tristeza, la verdad que es muy triste.

 

-¿Cuesta empezar de nuevo tanto para el patrón como para los trabajadores?

-Sí, cuesta mucho, pero no solo son los problemas climáticos, sino también cuando uno lleva la uva, la producción a las bodegas, le da un mal pago al producto y a veces son largos periodos para cobrar, es una cadena media difícil.

 

-¿Cree que son cada vez menos los jóvenes que quieren dedicarse al trabajo de la tierra?

-Yo creo que sí, pero es por un error que cometemos los mayores. A veces hasta en la misma escuela, yo he escuchado decir a gente, ‘tenés que estudiar porque si no vas a ir a la tierra’, que la tierra es lo peor, los padre les dicen lo mismo. Pero creo que se equivocan, porque de la tierra sale todo, lo que uno pone sobre la mesa sale de la tierra, cuando uno se levanta pisa la tierra, uno le da gracias a Dios por haber pisado la tierra y nosotros les enseñamos a nuestros hijos a no quererla. Qué lástima, porque la tierra es todo, sin ella no viviríamos, cuando nos vamos nos tapan con tierra.

 

-A parte de agricultor usted toca la guitarra, ¿a qué edad empezó?

-De muy jovencito, porque mi papá tocaba la guitarra. Nunca faltó una guitarra en la casa, siempre había una en la cama. En ese tiempo éramos muy jovencitos, todos queríamos ser cantores, estaba Palito Ortega, Leo Dan, así que salíamos a cantar.

Antes no era la vida como ahora que hay sonido, pendrive. Antes no había nada de eso, tenías una guitarrita y sabíamos divertirnos de esa forma.

-¿Quién le enseñó?

-Mi hermano Juan que era mayor que yo, aprendió a tocar. Entonces yo a veces lo acompañaba para que él sacara algunas piezas y así fui probando, pero no soy un gran guitarrista. Me gusta en las horas libres cantar.

 

-¿Usted es un acérrimo defensor de la música cuyana?

-A mí siempre, siempre me gusta cuidar lo de adentro, porque lo de afuera es prestado. La cuyanía como le dicen, muy poca gente se dedica a cantar cuyano, principalmente los de afuera. Nosotros los cuyanos siempre cantan norteño, pero de los que vienen de afuera casi ninguno canta, porque es difícil. La tonada se canta solo, pero tiene que ser una buena voz. Y si se canta en dúo, tiene que tener buenas voces, no cualquiera hace segunda voz en lo cuyano y buenas guitarras, porque si no tiene buenas guitarras un cuyano, mejor no cantar.

 

-¿Qué les diría a los jóvenes en relación a la música cuyana?

-Yo creo que desgraciadamente las direcciones de cultura, los grandes festivales, no le dan la importancia que tienen que tener los cuyanos, entonces los jóvenes se van a lo de afuera. En los festivales a los cuyanos, no sé porqué, un poco los discriminan, porque no tienen ese ritmo que tienen que tener. Pero solamente el cuyano que es cuyano cuando le cantan una tonada en una ventana se da cuenta que las tonadas no son para cualquiera.

 

-¿Qué piensa de los escenarios en relación a la música cuyana?

-Los escenarios, se ve que vienen los de afuera y nosotros creo que somos torpes, porque nosotros vamos al Norte -yo he tenido la oportunidad de estar allá- y les decía: ‘pucha, no podría traer un conjunto de allá de Mendoza para acá’, y ¿sabe lo que me contestaron? ‘Para que vas a traer los de Mendoza si nosotros tenemos los de acá’, en cambio nosotros somos al revés, acá vienen los de afuera y les dicen: ‘usted sí y a los de acá déjelos para lo más chico’, y a veces hasta el sonido, vienen los de afuera prueban sonido, prueban todo y al cuyano les dicen subí y listo.

 

-Hasta hace algunos años el festival Entre “Tonadas y Sopaipillas” era el único aparte de Rivadavia Canta al País, en este momento se realizan otros festivales en diferentes distritos, ¿cree que se ha avanzado en eso?

-Yo creo que después que nace la Sopaipilla se agregaron muchos festivales y es lindo, porque trabajan los jóvenes, las instituciones y pueden mostrar lo que hacen, pero uno de los pioneros fue la Sopaipilla, porque se fue luchando para que se hiciera, y las otras comunidades empezaron a hacer lo mismo.

 

-¿Tiene escrita alguna tonada o cueca?

Tengo varias canciones. En Rivadavia Canta al País, fui entrevistado por varios medios por una canción que tiene relación con el trabajo de la tierra y las injusticias.

 

-¿De qué hablan esas letras?

-Hay algunas que hablan de las viñas, también escribí un tema al Festival Rivadavia Canta al País, que también lo canté una vez y fue bien recibido.

Yo he tenido suerte porque he escrito canciones, y el público me ha aplaudido, porque el cantor no solo es saber cantar, sino saber llegar a la gente y eso es muy difícil. Yo no he sido buen cantor, pero siempre me quedé acá en este lugar, porque me gusta estar en el lugar de donde vine, de la gente humilde. He ido a cantar donde me han puesto un cajón de aceituna de asiento, pero hemos cantado en una ronda todos felices y para mí eso vale más que nada.

-¿Cómo llega la inspiración para escribir sus canciones? ¿Cuál es el secreto del escritor?

-Yo siempre elijo a alguien que me llame la atención, por ejemplo a Rivadavia Canta al País escribí como se va realizando.  En la canción de los viñateros habla de la Vendimia, las injusticias en las viñas.  También les hice un homenaje a los héroes de Malvinas.

Tengo un tema de un borrachito que andaba por las calles de La Reducción, nadie sabe de donde llegó y le escribí un tema también. Al Sapo Arancibia, al Lito Galiana que es un buen bailarín que en todas las fiestas bailaba. También una canción en contra de la violencia de género.

-Por lo que me dice, ¿siempre ha llevado una vida sencilla?

-Así ha ido pasando la vida. Creo que el secreto de ser feliz no es tener plata, sino conformarse con lo que Dios nos da, lo demás, viene solo.

 

Nota de redacción: Agradecemos a Carolina Abrego por su colaboración para esta entrevista.

136° Aniversario de Rivadavia. El tiempo pasa…1884 – 2020

Por Gustavo Capone

En el año de la pandemia

Si algo marcará el 136º Aniversario de la Creación de Rivadavia, es el trance que el mundo está atravesando. No solo la congoja del crítico tiempo, sino también en todas las conmemoraciones sociales o familiares los festejos masivos deberán quedar para mejor momento. El caso del recordatorio grupal del cumpleaños departamental no implicará una excepción. Y como en todos los casos, de los nacidos por estas últimas semanas, el festejo multitudinario y las concentraciones deberán esperar.

Lejos deben haber estado aquellos gobernantes de imaginarse lo que podría pasar un siglo después. Pero lo cierto es que cuando se decidió en la legislatura mendocina, allá por 1884, que con parte de las poblaciones de San Martín y de Junín se constituirá un nuevo Departamento, los problemas también debieron haber sido muchos.

 

Canciones de ayer y siempre

“Uno se cree que los mató el tiempo y la ausencia, pero su tren vendió boleto de ida y vuelta”; canta Serrat en “Aquellas pequeñas cosas” (1971). Real, y en tiempos de aislamiento afloran más aún. Afloran además casi, como una necesidad.

En estos momentos, seguramente a todos nosotros, nos vienen recuerdos de aquellas conmemoraciones. Recuerdos de aniversarios departamentales en nuestros tiempos de estudiantes, como niños acompañando a nuestras familias o, ya como veteranos, con otras responsabilidades propias del compromiso vecinal. Ir a la plaza, participar de una presentación escolar, formar parte del desfile con nuestra escuela, escuchar la centenaria Banda Blas Blotta, recorrer las kermeses, concurrir a las actividades comunales programadas para el festejo.

 

En todos los tiempos, y más allá de las gestiones. Carreras de atletismo, presentaciones de libros, obras teatrales, almuerzos tradicionales, inauguraciones de obras barriales, festejos en los distritos, aperturas de muestras pictóricas, torneos infantiles, espectáculos en el cine Ducal, títeres en el Teatro Bianchi, poesías en el Lago Municipal, charlas y debates en instituciones educativas, campañas solidarias, reconocimientos a destacados vecinos, homenajes en el Concejo Deliberantes, discursos recordatorios, festivales de música, galas corales, ferias de platos gastronómicos en calle San Isidro, celebraciones religiosas, refuncionalización de espacios públicos, aperturas de calles. Todo deberá esperar.

 

Pero hay dos conmemoraciones históricas que me parece oportuno recordar. Es una elección antojadiza. Pero me resultan agradables compartirlas.

1) 18 de abril de 1936: Guillermo Cano y el pretexto de la primera Fiesta Vendimial en el Aniversario de Rivadavia

Que política y fiestas van de la mano, a nadie escapa. Lo cierto es que, en 1936 el Decreto Provincial Nº 87 institucionalizó la Primera Fiesta Vendimial para “exaltar a la uva, al vino y a la belleza de Mendoza”. Su gestor fue el gobernador rivadaviense Guillermo G. Cano y su Ministro de Industria y Obras Públicas, Frank Romero Day.

La primera reina electa fue Delia Larrive Escudero, representante de Godoy Cruz con 16 años. Delia era una auténtica vendimiadora, y sin saberlo quizás, se convertirá en la iniciadora de una tradición que año tras año renueva el debate.

Lo importante del caso es que el primer acto de la celebración vendimial se realizó el 18 de abril de 1936 en la rotonda del Parque General San Martín. En esa celebración se escuchó la primera canción de vendimia, obra de Ernesto Fluixá, siendo interpretada por la Banda de Música de la Policía de Mendoza y dirigida por Fidel María Blanco.

Ese 18 de abril por la noche, en el estadio del Club Gimnasia y Esgrima pleno Parque General San Martín, se dio paso al espectáculo artístico y la elección de la primera reina, ante cincuenta mil personas.

El otro lado de vendimia: un voto para Cano

También es oportuno decir que el gobernador Guillermo Gregorio Cano vislumbró otro hecho relevante con motivo de la elección de la fecha de celebración vendimial. El 18 de abril es el aniversario de Rivadavia y Santa Rosa. Y en ese día se cumplían 52 años desde que su padre Guillermo A. Cano asumiera como el primer “intendente” de Rivadavia (por ese momento Subdelegado) en 1884. El festejo departamental giró en torno a ese hecho.

La conjugación de ambas celebraciones permitió consolidar el poder político territorial de Cano, atando las inauguraciones trascendentes para la Zona Este con las visitas nacionales llegadas a Mendoza, entre las que se encontraba el Ministro de Agricultura nacional, Doctor Miguel Ángel Cárcano.

Cano movilizó toda la comitiva oficial a Rivadavia para la apertura del vigente puente sobre el Río Tunuyán que unía el sur departamental rivadaviense con el camino hacia Mendoza, y habilitó el asfalto de 110 kilómetros entre Mendoza, San Martín, Rivadavia y Santa Rosa, merito de la reciente inaugurada Vialidad Provincial.

Era el tiempo donde empresarios como Gargantini, Catena, Titarelli, industrias radicadas en Rivadavia, junto a muchos viñateros y bodegueros zonales, reclamaban a gritos dicha solución. Es justo decirlo también, ejercieron una fuerte presión y colaboraron con fondos propios.

 

El mismo Cano, junto al Ministro Cárcano, la reciente soberana vendimial electa, Delia Larrive Escudero y la reina departamental de Rivadavia: Elena Fóscale (futura esposa de Félix Pesce Scarso), el intendente Juan Da Rold, funcionarios municipales (César Guillot, Alejandro Pérez, Oscar Bernasconi, Carlos Saporiti… a la postre todos intendentes Demócratas por esa época) fueron los encargados de cortar la cinta inaugural.

 

En el fondo, un voto para todos. Como ayer. Y como siempre. Rivadavia ese 18 de abril de 1936 fue noticia nacional. Vendimia, ministros nacionales, y el latente oportunismo de un rivadaviense, que pudo conjugar un rédito político personal con el homenaje a su departamento y su padre, el primer Intendente de Rivadavia.

 

2) Abril de 1922: Corridas de toro en pleno centro

Rivadavia será noticia internacional. La conmemoración del 38º Aniversario tuvo como atractivo la organización de corridas de toros que convocaron a público de todo el país y fanáticos de la actividad taurina que llegaron de Chile, Perú, Uruguay y México.

El departamento contaba por ese entonces con casi 20.000 habitantes (según CN de 1914: 17.112 habitantes, ¾ en zonas rurales y 30 % de inmigrantes. Había casi triplicado su población desde CN 1895: 7.036).

 

Era el momento cumbre de emprendimientos vitivinícolas y frutihorticolas. Un comercio pujante. La escuela Normal había abierto sus puertas en 1917. En la zona (entre Medrano y Santa Rosa) existían 26 escuelas primarias. Rivadavia contaba con 4 hoteles. Un pequeño hospital. El FFCC había llegado hace 30 años. Se proyectaba cine. Ya existía la Biblioteca Popular y la Banda Municipal tocaba desde hacía un rato largo. El futbol, el ciclismo, el box, las carreras de sulky, las riñas de gallo y las cuadreras eran moneda corriente los fines de semana. En 1923, un año después tendrá el departamento hasta un diario local: “La Opinión”.

 

Rivadavia en ese tiempo ofrecía un gran atractivo turístico. Las costas del Tunuyán invitaban a los visitantes a pasar un grato esparcimiento. Pero lo que históricamente convocaba constantemente turismo fue la cultura y “la industria del esparcimiento”.

 

Dentro de la Ley, todo. Fuera de la Ley, nada.

Si bien la Asociación Protectora de Animales fundada en épocas de Sarmiento se oponía terminantemente a las manifestaciones consideradas «sanguinarias», sobre todo riñas y corridas, no había en el país una legislación clara que prohibiera la concreción de éste tipo de reuniones.

Un antecedente en la Provincia de Mendoza, está dado por la Ordenanza Municipal de la Ciudad Capital de 1883, que autorizó la realización de riñas de gallos, siempre y cuando, se pagará un tributo y se cumpliera con los requisitos de un protocolo establecido, que exigía la presencia de veedores municipales para controlar la seguridad pública, la transparencia de las apuestas y el estado de salubridad de los gallos.

El departamento contaba por aquel entonces, con una legislación municipal que avalaba la práctica de actividades condicionadas en otros lugares del país. Ya desde 1890, cuando fue designado Jacinto Gil como primer “Juez Municipal de Canchas de Cuadreras y Reñideros de Gallos”, como la máxima jurisprudencia en caso de pleitos o polémicas que pudieran surgir.

 

Por ende, el Departamento poseía los argumentos formales para ser un polo de atracción para éste tipo de manifestaciones populares. No sólo contaba con la anuencia del poder ejecutivo municipal, sino también con el aval del Concejo Municipal y del Comisario. Esto hizo que Rivadavia fuera centro de encuentros nacionales, pues poseía todo un aparato administrativo que garantizaba el desarrollo normal y formal de este tipo de manifestaciones.

 

Son famosas las Corridas de Toros en conmemoración del aniversario rivadaviense de abril de 1922. Se llevaron adelante en dos domingos sucesivos (domingo 16 y 23) organizadas por la Asociación de Socorros Mutuos con una recaudación de 350$ por ambos días. Obviamente, contó con el apoyo del reciente electo intendente “lencinista” Cesar Ciuffini y la estelar presencia del Vice – Gobernador Bautista Gargantini (recién consumado su triunfo con Carlos W. Lencinas).

Los preliminares y entrenamientos se llevaban a cabo en la zona del actual Barrio Rivadavia y la improvisada “Plaza de toros” era en un gran descampado sobre la actual manzana compuestas por las calles San Isidro – B. Gil – Lavalle – Belgrano de la Ciudad de Rivadavia.

 

Más de 3.000 personas abonaron la entrada. Se subastaron las ropas de gala de los toreros. La atracción fue un chileno: “Paquín”, de padres andaluces, que no solo se lució en la arena, sino que hizo suspirar a gran parte de la platea femenina. Lo recaudado, más algunas donaciones, sirvió para construir una sala de primeros auxilios.

 

Nota: agradecemos al profesor Gustavo Capone por su generosidad de compartir su publicación con nuestros lectores en el 136° Aniversario de Rivadavia.

“Quién dijo que todo está perdido”

Por Lic. Emiliano Cónsoli

Como la canción de Mercedes Sosa, en donde entona “quién dijo que todo está perdido, yo vengo a ofrecer mi corazón”, este grupo de amigos se comprometió a ayudar a la gente en este difícil momento que estamos atravesando por la pandemia del Covid-19.

Para saber un poco más de ellos, estuvimos con Diego Toranzo quién nos explico cómo surge la iniciativa. “Esto surge de escuchar y leer que los camioneros se los estaba excluyendo del acceso a estaciones de servicios y paradores, donde habitualmente ellos se proveen de alimentos, de acceder a sanitarios para su higiene y también poder descansar seguros”.

Diego comenzó realizando en su casa con su esposa e hijos la primera vez y luego se sumaron  Walter Castillo, Rodrigo Gil y Noelia Villaclara a esta movida solidaria. A ellos se ha ido incorporando gente a través de la colaboración de dinero y mercadería.

“En un principio empezamos entregando a camioneros y luego agregamos a las fuerzas de seguridad pública. Entregamos un sándwich de jamón y queso y una gaseosa de ½ litro”, nos comenta Diego.

Lamentablemente esta pandemia se prolongara un tiempo más, por lo que los chicos dejan un mensaje, “buscamos que la gente se sume a esta iniciativa, para que entre todos podamos cubrir la demanda”. A lo que agregan, “la gente es muy solidaria y lo que más sorprende es que los que menos tienen son los que más colaboran”.

Como cierre, Diego quiso dejar un mensaje, “queremos decirles que respeten el aislamiento, que es nuestra única vacuna por el momento. Que la situación que nos aqueja nos una como sociedad y que la fragmentación social «del sálvese  quien pueda» quede de lado para que podamos salir de esta pandemia unidos como el gran país que somos…”.

Y uniré las puntas de un mismo lazo,
Y me iré tranquila, me iré despacio,
Y te daré todo, y me darás algo,
Algo que me alivie un poco más

Cuando no haya nadie cerca o lejos,
Yo vengo a ofrecer mi corazón

Muchas gracias chicos por esta hermosa obra que están llevando adelante.-

Si queres colaborar, podes contactarlos a través de las cuentas de Facebook:

  • Noelia Villaclara
  • Rodrigo El Chori Gil
  • Walter Castillo
  • Diego Sebastián Toranzo Yacante

GW acoustic una marca made in Rivadavia

La marca GW acoustic próximamente presentará un nuevo sistema de sub low, «reproductor de bajas frecuencias» en dos versiones: el más pequeño de tan sólo 53x53x39 cm y el hermano mayor que cuenta con dos altavoces, 53x53x78 cm.

Las pequeñas cajas pueden entregar igual o mayor presión sonora que otros modelos que las doblan en tamaño.

El proyecto que llevan adelante Walter Vidal, Lucas Vidal, Nicolás Vidal y Maxi Ponce, comenzó hace más de diez años y estuvo frenado un tiempo, y lo volvieron a tomar hace tres años.

“Nosotros tratamos y creo que logramos de hacer una caja que es totalmente más pequeña de las que hay en el mercado. Las hemos utilizado en la Peatonal Show (Rivadavia), en la Peña de Joaquín Aguilar y en otros lugares más grandes, y nos dio muy buenos resultados”, destacó Walter.

Explicó que junto al equipo de trabajo “decidimos darle una forma estética mucho mejor para tratar de poder ubicarlas en el mercado, que no es nada fácil desde Rivadavia ubicar cajas de sonido en el mercado”, dijo.

“Las cajas están listas las primeras para la venta y poco a poco cuando pase el problema que tenemos de la cuarentena por el coronavirus (COVID-19), ya estoy viendo la posibilidad con un par de comercios amigos en Buenos Aires a ver si ellos quieren venderlas desde allá. Son cosas que tratamos de hacerlas para que no queden acá solamente”, expuso el reconocido sonidista.

“Este es un diseño totalmente propio y muy cómodo. Por ejemplo un disc-jockey va a poder ir hacer una fiesta y podrá llevar las dos cajas de graves en el baúl de un automóvil. Suenan como una caja grande, pero en realidad su tamaño es muy pequeño, cosa que no es normal de en las cajas de grave”, subrayó Walter Vidal.

GW acoustic es una marca rivadaviense que ya ha vendido diversos equipos en el país, como por ejemplo a Hernán Piquín entre otros artistas, a  compañías de sonido y teatros.

DFF

El amor en tiempo de cólera, epidemias de pueblo: una historia real

Por Gustavo Capone

“San Isidro, Rivadavia, 19 de diciembre de 1886

Señor Ministro de Gobierno de Mendoza

Habiéndose producidos hoy tres casos de cólera, y una defunción con carácter fulminante, hace reunir la Corporación Municipal, y no asistieron más que dos municipales, por estar los demás fuera del Departamento y enfermos” (Diario de Secciones de Corporación Municipal / 1886 – 1887. Firmado: Subdelegado (Intendente) Juan Martínez Anzorena – Secretario Municipal: Miguel Segundo Pérez.

Empezaba así un trágico flagelo que cubrirá la tierra rivadaviense, cobrándose 112 muertes sobre una población estimada y proyectada sobre el Censo Nacional de 1869 para San Isidro (posterior Rivadavia, por ese momento hasta 1884 perteneció al Departamento de Junín) de 3.800 habitantes.

El cólera había llegado a Mendoza y empezaba su crudo derrotero por todo el territorio provincial. Solamente en diciembre de 1886, desde el 8 de diciembre (registro del primer caso mendocino), hasta el 31 del mismo mes se registraron en la provincia: 738 muertes por la epidemia.

Dicha “peste” será la consecuencia de la gran epidemia de cólera que azotó Buenos Aires durante fines de 1860 extendiéndose a otras regiones nacionales. “La epidemia india” (originada en poblados sobre el Ganges) llegó al puerto de Buenos Aires por barcos con extranjeros, trasladándose a Mendoza a través de pasajeros del ferrocarril recientemente inaugurado.

Esto ocasionará un altercado entre el gobernador provincial de Ortega y el gobierno nacional. El Gobernador Ortega dispuso, aconsejado por el Consejo Provincial de Higiene, un aislamiento absoluto de la provincia (“el cierre de las fronteras”) y la creación inmediata de un ‘lazareto’ en Desaguadero para contener a los enfermos contagiados que ingresaran a la provincia. Dicha resolución fue rechazada por el ejecutivo nacional, que amenazó con enviar a la Gendarmería en caso que el cierre de frontera mendocina se hiciera efectivo, viéndose obligado el gobierno provincial a ceder en su medida con la triste consecuencia de la propagación de la enfermedad.

La coyuntura hizo que el gobierno mendocino promoviera el Consejo Provincial de Higiene precedido por el Dr. Berutti, constituyéndose en paralelo una comisión de vecinos para contribuir con las autoridades. Al frente de la organización ciudadana estará Luis Laggomagiore, y entre las primeras medidas que tomó, ante la carencia de agua potable, fue cortar la circulación por las acequias provinciales, pues será el agua el principal vehículo de contagio. Se exigirá desparramar cal viva en las acequias y consumir agua hervida que se distribuyó a domicilio.

En las puertas de las casas de enfermos se colocaron banderines rojos como señal de precaución, pues era la morada de algún infectado y se restringió al máximo la circulación de carruajes.

La epidemia se extendía y el gobierno de Rufino Ortega dispuso comisionar médicos a los departamentos con el fin de paliar la crisis en los pueblos mendocinos creando cuerpos sanitarios.

El Profesor Rayner Gusberti, en «Rivadavia Antecedentes para una historia”, extrae de las crónicas del historiador Juan Ramón Gutiérrez Gallardo, lo siguiente: “se nombra en Rivadavia al médico Dr. Juan B. Vidal o Bidart con un sueldo de 100$ mensuales para atender la enfermedad. Mientras tanto, y en paralelo, se construye en Rivadavia un ‘lazareto’, cerca del río Tunuyán y al costado este del matadero municipal. Hacia allí conducían en un carro tirado por mulas a los enfermos. En otro carro similar se llevaban los muertos que eran arrojados a una zanja y cubiertos con tierra y cal. Las tareas más riesgosas eran realizadas por seis gendarmes con que contaba la policía de la villa (Gabino Córdoba, José González, Manuel Barzola, Gregorio Gutiérrez y Félix Gutiérrez), más la labor del presbítero Olguín y el cura Lencioni. Solamente ellos conseguían convencer a los moradores de aislarse de los enfermos”.

Según una estadística del Gobierno de la Provincia, en Rivadavia se registraron un número aproximado a mil casos de cólera, con la muerte de 112 personas, entre las que se encuentra el Presbítero Olguín contagiado también de la enfermedad.

La distribución geográfica de los enfermos en el departamento es la siguiente:
Los Campamentos: 109
La Libertad: 92
La Reducción: 28
Tres Acequias / Medrano: 22
Santa María: 25
Mundo Nuevo: 5
San Isidro: 519

Nuevas epidemias azotaran Rivadavia, destacándose lamentablemente, las de viruela en 1884 y las de difteria en 1891 y 1895. Para tal oportunidad se nombró al boticario Domingo D’Angelo al frente de la campaña de salud, quien como primera medida resuelve aconsejar la inmediata suspensión del ciclo lectivo escolar.

Era también, común para la época, la propagación de plagas desplegadas por los animales, entre las que se notaba principalmente, la hidrofobia contagiada por los canes.

Historias actuales de novelas reales
En su reconocida novela “El amor en tiempos de cólera” (1985). El fallecido autor colombiano Gabriel García Márquez, permanentemente hace fluctuar el concepto de amor, ansiedad y muerte. Vigente y real siempre es propicio recordar una de las memorables frases de la novela: “El amor se hace más grande y noble en la calamidad”.

Nota: Desde la redacción agradecemos al profesor Gustavo Capone por el valioso aporte histórico de nuestro departamento.

 

Página 1 de 1712345...10...Última »