“Tan Solo”, el vino elaborado por Andrés Vignoni para Ciro Martínez

Por Lic. Emiliano Cónsoli

 

Allá por el mes de mayo, estuvimos con Andrés Vignoni, donde nos interiorizamos en parte de su vida y trabajo en la vitivinicultura. En esa nota nos conto de un proyecto personal que tenia con Andrés “Ciro” Martínez y que hoy es una realidad.

 

Nos volvimos a encontrar y conversamos respecto a la experiencia de haber podido concretar este anhelo junto al reconocido músico, uno de los máximos exponentes del rock nacional.

 

Todo proyecto en la vida de las personas, transitan por distintos caminos y emociones y una vez concretados nos llenan de alegrías. “Las sensaciones son muy lindas, a pesar de ser muy chico, se combinan un montón de cosas, por un lado es la primera vez que encaro un proyecto y por el otro, hacerlo con un tipo que admiro y quiero mucho. El vino es espectacular, tiene todo, un poco de rock, enología y amistad”, describe.

 

La amistad con Ciro nace en 2018 cuando vino a tocar a Mendoza, un amigo en común nos presento sabiendo que soy fanático de él y de la banda. A Ciro le gustan mucho los vinos nuestros de Bodega Viña Cobos, entonces comimos un asado y charlamos. Luego nos encontramos en distintos shows de la banda en Córdoba, Buenos Aires y Mendoza, donde quedo marcada la amistad”, nos explica con respecto a su amistad con Ciro y como nace la idea de elaborar juntos un vino.

 

“El vino elaborado es un corte, un blend. Tiene 87% de Malbec que tiene que ver con Los Piojos ya que su número es el 87, 8% Cabernet Sauvignon y 5% de Syrah, es un vino potente, pero elegante, tuvo doce meses en barrica y ya lleva ocho meses en botellas”, nos comenta respecto a las virtudes del vino. Asimismo nos explica a que mercado quieren llegar, “es un vino que quedo muy bien, apunta al mercado domestico, por el momento es una partida limitada de pocas botellas que alcanzan unas tres mil en total”.

 

Sin dudas los nombres a lo largo de nuestras vidas nos otorgan una identidad, un sentido de identificación y pertenencia, “el nombre del vino es Tan Solo, que viene de un clásico piojoso y además se va a asociar rápidamente a la figura de Ciro”, explica.

 

Andrés es amante de la música y confieso seguidor de la banda, nos cuenta como fue trabajar con uno de sus ídolos, “trabajar con Ciro fue muy lindo, es un tipo súper abierto, que escucha, se interesa, pregunta un montón, siempre con buena energía, buena onda. Fue una doble gratificación, conocer a tu ídolo y entender que tu ídolo es una gran persona”.

 

El año 2020 no va a ser uno más en la vida de este prodigioso enólogo. En el mes de abril el crítico James Suckling le otorgo 100 puntos a uno de los vinos que elabora en Bodega Viña Cobos y luego en mayo Tim Atkim otro conocido crítico de vinos lo eligió Joven Enólogo del año en Argentina y como corolario logro concretar este proyecto con uno de sus ídolos. “Este año con algunos logros obtenidos es para ponerlo en un cuadrito”, confiesa.

 

La nota anterior la cerramos indicando a Andrés como un enólogo con un excelente presente y un gran futuro, pero si lo trasladamos al ámbito del rock, del cual es amante, podríamos citar una frase del Indio Solari para describirlo, “el futuro llego, hace rato”.-

Matías Linde: “Me ayudó mucho a abrirme camino hacia el mundo de la investigación”

Por Daniel Flores Flores

 

El estudiante está cursando 5to año de la carrera de Medicina en la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO).  En el mes de septiembre de 2019 fue seleccionado como uno de los mejores 95 promedios del país para competir en las XXVIII Olimpíadas Nacionales, que organiza anualmente la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), donde logro el tercer puesto en la Olimpiada Nacional de Medicina, esto le permitió viajar a Alemania como becado para hacer experiencia en uno de los más prestigiosos institutos de medicina reconstructiva de Europa.

Matías Linde nació el 3 de marzo de 1997, en la ciudad de Rivadavia. En diálogo con el portal de la Cooperativa Popular brindó detalles de su estadía en Europa durante el mes de enero del corriente año. Además se refirió porqué decidió estudiar la carrera de medicina y que le gusta mucho el área de Neurología. También habló de especializarse y adquirir experiencia en otros lugares y de su anhelo de ejercer su trabajo en su querida Rivadavia.

– ¿Por qué decidiste estudiar medicina?

Esta pregunta es muy interesante y suele ser difícil de contestar porque es una decisión que uno toma siendo muy joven y después de haberlo pensando mil veces. En mi caso, me decidí cuando era adolescente estando en la secundaria. Por un lado, lo veía estudiar esta hermosa carrera a mi tío y eso me incentivaba a seguir sus pasos; y por otro pasé momentos difíciles al ver deteriorarse la salud de mi abuela debido a la enfermedad de Alzheimer y esto me hizo darme cuenta que puedo de alguna manera aliviar el sufrimiento de personas que enferman.

 

 -¿Quién te animó a participar de las XXVIII Olimpíadas Nacionales, que organiza anualmente la Universidad Nacional de Córdoba (UNC)?

Cuando estaba cursando el primer año de la carrera, encontré en la página oficial de la Facultad que todos los años se llevaban a cabo las Olimpiadas en Córdoba y que para poder participar debía tener un buen promedio y rendir un examen. Así que desde ese momento hasta que llegué a cuarto año me puse como meta poder participar de este gran evento.

 -¿Y cuál fue el resultado?

Después de haber pasado tanto tiempo esperando poder participar, tomé el examen en mi Facultad y tuve la oportunidad de viajar a Córdoba. Allí, conocí a chicos de todo el país y pasamos momentos inolvidables y muy divertidos. También, rendimos un examen de gran dificultad con 100 preguntas del Ciclo Básico de la carrera y 10 de cultura general, en el cual quedé tercero en el orden de mérito.

 

 -¿Qué ganaste?

Además de ganar algunos libros y cursos muy interesantes, tuve la oportunidad de viajar a un Instituto de Medicina Regenerativa en Frankfurt, Alemania.

 -¿Quién te aviso que habías ganado una beca?

Al ser un evento que se realiza todos los años en un hotel en la ciudad de La Falda (Córdoba), en el cual nos alojamos por 3 días; el último día de estadía se hace una ceremonia de entrega de premios y allí nos informaron quienes habíamos ganado estas becas increíbles que otorgan las Olimpiadas.

 -¿Qué es Plastic Foundation?

En realidad, primero mi premio había sido participar de una de las misiones de esta fundación que se encarga de realizar cirugías reconstructivas a niños de escasos recursos en todo el mundo, pero luego me informaron que no iba poder concretarse este premio y fue compensado con una pasantía en el instituto FIRM de la Universidad de Frankfurt. Allí se encargan de la investigación en cuanto a regeneración de tejidos con el fin de llegar a poder “hacer crecer una mano» en pacientes que han sido amputados así como también han tenido grandes avances en el trasplante de cara.

-Cuando le dijiste a tus padres que ibas a viajar al exterior, ¿qué te dijeron?

Apenas me dijeron que iba a viajar llamé por teléfono a mis papás para contarles de la gran noticia. Ellos estaban muy felices y muy orgullosos, aunque también se preocuparon un poco al darse cuenta que era un viaje muy largo y a un lugar completamente distinto al que vivimos.

-¿En qué mes viajaste a Alemania?

Concreté mi viaje en enero de este año.

-¿Por qué elegiste viajar en enero?

Tomé esta decisión porque al estar de vacaciones no perdí clases en mi facultad.

-¿En qué lugar de Alemania estuviste?

Estuve en Frankfurt del Meno, es una ciudad grande e internacional ubicada en Alemania y es una de las principales ciudades importantes a nivel económico de Europa.

-En el Frankfurt Initiative for Regenerative Medicine, ¿qué hiciste?

En FIRM participé de un trabajo de investigación, en el cual me dediqué a la búsqueda de información con respecto a un tema específico, también conocí a muchos investigadores que me mostraron sus trabajos y me permitieron ayudarle en algunas de sus tareas.

-¿Quién es el Dr. John Barker?

El Prof. Dr. John Barker es un cirujano plástico estadounidense que estudió medicina en la Universidad de Córdoba y es uno de los fundadores de las Olimpiadas Académicas Nacionales de Medicina, que se dedica a la investigación y es el jefe de FIRM.

-¿Pudiste visitar algunos hospitales?

Sí, visité tres hospitales dentro de la ciudad de Frankfurt.

-¿Participaste en algunas cirugías?

Participé de varias cirugías en el área de la Traumatología y la Cirugía Plástica Reconstructiva en estos hospitales, como por ejemplo cirugías de mano, cadera y columna.

-¿Cómo calificas esta experiencia en general para tu carrera?

Para mi esta ha sido la mejor experiencia de mi vida. En cuanto a mi carrera me ayudó mucho a abrirme camino hacia el mundo de la investigación que para mi era desconocido y tener contactos y consejos de grandes profesionales de la salud; y a nivel personal fue una experiencia muy satisfactoria ya que conocí lugares increíbles y gente maravillosa.

-Una vez recibido, ¿en qué quieres especializarte?

Todavía no lo tengo decidido pero me gusta mucho el área de Neurología.

-¿Tienes pensado ejercer en Rivadavia?

Me gustaría primero poder especializarme y adquirir experiencia en otros lugares antes de pensar en una vuelta a Rivadavia. Pero sería algo muy positivo ejercer mi trabajo en mi querida Rivadavia.

-¿Sabes hablar el idioma alemán?

Cuando viajé no sabía ni una sola palabra, pero esto me incentivó a empezar un curso de alemán cuando volví.

-¿Y cómo te comunicabas con los demás?

En todo momento me comuniqué en inglés, ya que la mayor parte de la población alemana habla dos idiomas. También me sorprendí que muchos supieran algo de español.

-¿Pudiste visitar otros países de Europa en tu estadía?

Visité Holanda, conocí una ciudad muy bonita del norte que se llama Groningen.

-¿Cuál es tu frase preferida?

Mi frase preferida es “Todo esfuerzo tiene su recompensa”. Todos tenemos la posibilidad de hacer lo que nos gusta, pero para eso tenemos que poner siempre un gran esfuerzo de nuestra parte y si alguna vez fallas hay que levantarse y seguir intentando.

– ¿Qué significa para vos que te haya declarado “Ciudadano Destacado” el Honorable Concejo Deliberante?

Para mi es orgullo, es un reconocimiento a mi esfuerzo que sirve para incentivar a otros jóvenes rivadavienses a seguir sus sueños.

-¿Se te ha hecho difícil cursar a distancia durante estos meses que estamos en cuarentena?

Al principio me costó adaptarme ya que es una modalidad diferente a la que estamos acostumbrados y los profesores tuvieron que poner mucho de su esfuerzo para adaptar sus clases a la distancia. Pero luego se ha hecho más llevadero y ya no resulta tan estresante.

-Tu familia, ¿te apoya en todo?

Siempre, mi familia es mi sostén y siempre me ayuda a seguir adelante.

-Por último, ¿antes habías viajado en avión?

No. Esta fue mi primera vez en Europa y mi primer viaje en avión. Por lo que mi viaje se convirtió también en una aventura.

Ciudadano Destacado

Por iniciativa de los concejales Fernando Rodríguez y Laura Abate, el Honorable Concejo Deliberante de Rivadavia lo declaró “Ciudadano Destacado”, al estudiante de medicina, Matías Linde, por su ejemplo a la comunidad.

ORLANDO PENNACCHIO, “El Señor de los Autos”

Por Lic. Emiliano Cónsoli

El pasado 20 de junio se cumplieron diez años de la inauguración del nuevo local de la Agencia Pennacchio Automotores, siendo esta una obra de vanguardia para Rivadavia. Pero la historia de ellos se remonta a los años 60 cuando un joven Orlando Pennacchio se inicio en el rubro.

Estuvimos con él para repasar un poco de su hermosa historia, en la cual se desempeño por diversos oficios y trabajos, pasando por épocas doradas y otras grises, pero mejor dejamos que la cuente en primera persona…

1-¿Cuándo comenzó?

Empecé en el año 64 con quince años trabajando de cadete en una concesionaria Fiat acá en Rivadavia.

2-¿Dónde?

La concesionaria era Fiat Torrecilla, el dueño era una gran persona, allí estuve tres o cuatro años

4-¿Qué lo llevo a dedicarse a la venta de autos?

Trabaje en panadería, en construcción, pero la venta de autos es lo que más me gusto, por eso decidí dedicarme a este rubro

5-¿Alguien de su familia lo había realizado antes?

No, nadie de la familia se había dedicado a la venta de autos

6-¿Alguien que lo inspiro o quiso alcanzar del rubro?

Los consejos de Don Torrecilla cuando quería vender un auto era que no cualquiera vendía autos, vender un auto es un arte, sin perjudicar a la gente. Cualquiera puede vender un auto, pero el tema es venderlo y hacer las cosas bien. La verdad es que siempre estuve agradecido a los consejos de Don Torrecilla, él fue el que me inspiro a que siga en este rubro

7-¿En qué lugares ha tenido la agencia?

Después que estuvo Torrecilla, vino la firma Italmotor Zunino de San Juan, instalaron la concesionaria Fiat y yo con 22 años tuve el privilegio de estar al frente del salón en Rivadavia, era una agencia que vendía treinta autos mensuales, era tremendo. Luego se va Italmotor y el local de calle Sarmiento lo seguí alquilando y luego abrimos en San Martin uno o dos años. Tuve la oportunidad de comprar enfrente de donde alquilábamos, pero tuvimos que vender y volver a alquilar enfrente. Hace diez años que inauguramos la agencia actual en calle Wenceslao Núñez

8-¿Con cuántos empleados cuenta hoy?

Hoy contamos con 8 empleados, llegamos a tener 11 o 12 empleados

9-¿Sigue ligado full time a la agencia?

Full time no estoy por el tema de la cuarentena, tengo 70 años y estoy en casa. Esta mi hijo y Carlos Rossi, mi hijo esta gerenciando, hablamos mucho por teléfono.

10-¿Alguien de su familia trabaja en la agencia?

Hay varios de mi familia, mi hijo, mi esposa y sobrino Diego son gestores, mis yernos Carlos y Diego, mi hermano y mi hija Giuliana estuvo un tiempo.

11-¿Tiene un cálculo aproximado de los autos que ha vendido en todos estos años?

Hacer un cálculo es difícil, ha habido años de cincuenta o sesenta autos mensuales y otros de ocho o diez autos. Han habido años muy buenos años pero otros con unas crisis tremendas en los cuales era muy difícil vender.

12-¿Qué diferencia a Penacchio Automotores de otras agencias?

Nos diferencia que nosotros tenemos la regla de que no se entrega ningún vehículo sino se transfiere a pesar de que vengan con el dinero, distinto a otras agencias que lo entregan igual. Nosotros protegemos a rajatabla a nuestros clientes, por eso nos tienen en cuenta a la hora de comprar un vehículo.

13-¿Cuál es el secreto para mantenerse tantos años?

Secreto no hay ninguno, haciendo las cosas bien te vas a poder mantener por el tiempo. La misma gente es la que hace la propaganda por bien o por mal. Uno de los temas es que Orlando Pennacchio ha sido, es y será mientras exista Automotores Pennacchio, nosotros no estamos cambiando de razón social porque presentaste una quiebra o perjudicaste a un banco, nosotros no vamos a cambiar nunca y eso te ayuda a mantenerte en los años. La gente del este e incluso Mendoza nos han comprado y nos siguen recomendando.

Además con este local que logramos construir, nos ayuda a que la gente nos vea con mayor seriedad a la hora de elegirnos.

14-¿Cuántos años tiene?

Tengo 70 años, el 1 de octubre cumplo 71 años

15-Otras actividades que haya realizado

He trabajado con mi padre en construcción, venta de autos, colocado membranas, vendí fiambre en la calle, hice cerámica con Don Herrero, en panadería Martínez, venta de material de bodegas y agroquímicos. Realice infinitas actividades, pero lo que más gusto fue la venta de autos.

16-¿Cómo está compuesta su familia?

Mi familia es excelente, está compuesta por mi esposa que me ha acompañado 40 años de casado más 10 de novio, llevamos 50 años juntos. Dilma es una mujer luchadora, fiel, todo lo que tiene que tener una persona de bien lo tiene ella. De allí nacen los cuatro hermosos hijos como Vanina, Andrea, Pablo y Giuliana y mis cinco nietos Pilar, Pierina, Justina, Bautista y Larita y como agregados mis yernos Carlos Rossi, Diego Arce y Gastón Izquierdo y mi nuera Valentina Bertona. Además debo mencionar a mi hermana Nélida conocida como “Pirucha” y mi hermano Antonio, que han estado en las buenas y las malas y son parte importante de mi vida.

17-¿Alguna anécdota en particular?

Una anécdota, en el año 74 hice unas carreras de auto, como podía porque no tenía plata para correr pero me gustaba, era medio loco para andar. Corriendo acá en Rivadavia largue ultimo con un Fiat 128 contra Peugeot 504 y Fiat 125, pude alcanzar la punta y a falta de tres vueltas se me desgrano la cubierta teniendo que abandonar.

En cuanto a una anécdota negativa, en un tiempo que trabajábamos con Lujan Williams, ellos se fueron y nos dejaron a la deriva, yo había vendido cinco Fiat y tenía el compromiso de entregarlos, fui a Buenos Aires a buscarlo y la empresa que me los debía entregar había cerrado, pero gracias a interminables gestiones pudimos conseguirlos y lo más importante cumplir con la gente, ya que era dinero de ellos. De no haberlo conseguido no sé si podría haber seguido en Rivadavia.

18-¿Cuál es el balance de estos años?

El balance es positivo, he cosechado un sinfín de clientes amigos en todos estos años, más allá de los altibajos que hemos tenido en la parte económica en años duros que nos han tocado. Con la compañía de mi esposa he podido lograr todo esto.

Poder tener el local propio a los 60 años después de alquilar tantos años es increíble, lo podemos disfrutar diariamente a pesar de que mucha gente me decía porque iba hacer un local así en Rivadavia y no en otro lado, yo les decía que como no lo voy a hacer acá, si yo me crie y estuve toda la vida en este departamento, me debo a la gente, la quiero y ellos se lo merecen. Para mí es un honor haberlo realizado en Rivadavia.

19-Orlando Penacchio es….

Me dedique siempre al trabajo, aposte por la seriedad y el trabajo. He tratado de colaborar, ser solidario, si alguien necesita algo ahí estoy tratando de ayudar.

Siempre aposte por la familia y amigos que son una bendición. Para mi es una felicidad enorme juntarme los domingos a comer tallarines con mis hijos y nietos y más aun poder jugar al futbol y compartir muchas cosas.

Aposte siempre por Rivadavia, creo ser una persona querida, tratando de inculcar a mis hijos que nunca se debe perder la humildad y no demostrar cosas que uno no posee.

Orlando Pennacchio, gran padre y mejor esposo, muy amigo de sus amigos, solidario, trabajador incansable y sobre todo un enamorado de su pueblo.-

“Mundo agradable” en tiempo de pandemia

Por Daniel Flores Flores

La canción escrita por David Lebón en la década de los 90, fue reversionada por jóvenes músicos y cantantes de los departamentos de Rivadavia y de Junín.

La iniciativa la llevó adelante el joven músico Máximo Vicente (16), durante la cuarentena donde la gente está en su casa por la pandemia del Covid-19, se pensó para que la puedan escuchar en una mañana, en una tarde o una noche.

“El proyecto lo creé, pensando en una forma de entretener a la gente que está en su casa. La canción la elegí pensando en una canción alegre, que levantara el ánimos y le guste a muchas personas, y que además de gustarle, la conocieran”, declaró a este portal.

Con respecto a los músicos y cantantes que fueron convocados para participar del proyecto, la mayoría son compañeros del Ensamble Infanto Juvenil Escuela de Música Blas Blotta, además de otros amigos y familiares que cantan y tocan instrumentos.

Explicó que en principio tenía dudas de realizar el proyecto. Por eso se comunicó primero con Fabricio Márquez. “El me dijo que era escritor, pero podía editar el video. Así que me encargué de hablar con los músicos. Sin ellos, editores, sonidistas, e imagen, no hubiera podido hacer nada”, afirmó.

El trabajo llevó un proceso largo de más de dos meses, porque hubo que pedirle a cada músico que grabara y enviara su parte. Luego se editó cada audio porque los artistas grabaron desde su casa por lo que hubo que ecualizar todo para que quedara bien el sonido.

Destacó que una vez que se publicó el videoclip, “a mucha gente la hizo emocionar y le gustó que hicieran algo con imágenes de Rivadavia, recordar su lugar, porque este video llegó a distintos lugares del país donde los artistas tienen familiares”.

Staff

Máximo Vicente: Idea y coordinación

Pablo Donaire: Ensamble y grabación de instrumentos

Fernando Grando: Formatos y ecualización en sonido

Fabricio Márquez: Edición de video

Leandro Canuto: Imágenes aéreas

 

Músicos

Franco Rad: Saxo

Joel Martínez: Bajo

Pablo Donaire: Violines, batería, guitarra acústica

Martin Vicente: Guitarra eléctrica

Máximo Vicente: Piano

 

Cantantes

Antonela Amores

Danisa Córdoba

Carolina Gallardo

Giuliana  Mestorino

Eluney Musri

José Tumbarello invitado especial

Darío Gil

Pablo Donaire

Martin Pizarro

En el siguiente link mirá el video: https://www.youtube.com/watch?v=Eu19YdZ–QQ&feature=youtu.be

Letra “Mundo agradable”

David Lebón

 

Quiero despertarme en un mundo agradable
Quiero darme libertad
Ya no quiero dar lo que no tiene sentido
Sólo quiero aquí estar.

Todas las personas pueden mejorar
Todos los caminos pueden ayudar
Si estás ahí, si lo deseás
Este es mi sueño y el de muchos más
Esta es mi casa donde quiero estar
Calmar mi sed, viajar en paz.

Necesito darme un espacio en el tiempo
Ser muy claro al hablar
Sin informaciones que castiguen mi centro
Sólo quiero alcanzar.
tra.com
Todas la ideas pueden mejorar
Todos los proyectos pueden ayudar
Si estás ahí, si lo deseás
Este es mi sueño y el de muchos más
Esta es mi casa donde quiero estar
Calmar mi sed, viajar en paz.

Brisa Pichilli, ganó el concurso de cuentos “Guardianes de las Aves Marinas”

Por Daniel Flores Flores

Con motivo del Mes de los Océanos y porque el pasado 19 de junio se celebró por primera vez el Día Mundial de los Albatros, se desarrolló el concurso de cuentos “Guardianes de las Aves Marinas” declarado de interés cultural.

La iniciativa surge del comité asesor del Acuerdo sobre la Conservación de Albatros y Petreles (ACAP) y su objetivo es visibilizar la crisis de conservación de albatros, petreles y pardelas que viven en nuestros océanos y están amenazadas de extinción.

Para esta fecha y, en conjunto con la Escuela Nacional de Pesca “Comandante Luis Piedra Buena” y la Secretaría de Cultura de Gral. Pueyrredón, organizó un concurso de cuentos que fue declarado de interés cultural. El jurado del concurso estuvo integrado por la Lic. Verónica Schro, docente y jefa de Relaciones Públicas y Prensa en la Escuela Nacional de Pesca, el Dr. Esteban Prado de la Universidad Nacional de Mar del Plata y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, y Julio Neveleff, director general en la Secretaría de Cultura del Municipio de General Pueyrredón.

Participaron en esta edición más de sesenta personas de todo el país. Desde los siete años hasta los 84. Gente de mar y gente que sueña con conocer el mar. Pensamos que un concurso no se trata sólo de competir o ganar premios sino de compartir, en este caso a través de historias, lo que vemos o imaginamos acerca del mundo (Fuente: https://gacetamarinera.com.ar/).

La rivadaviense Brisa Pichilli, obtuvo el primer premio en la categoría adolescentes con el cuento “El Sentir de las Aves”.  La joven vive en el distrito La Central del departamento de Rivadavia y está cursando el último año de sus estudios secundarios en la Escuela N° 4-040 “Mohamed Dib El Musri”.

En diálogo con el portal web de la Cooperativa Popular, la autora de “El Sentir de las Aves”, brindó algunos detalles de su participación en el concurso de cuentos “Guardianes de las Aves Marinas”.

-¿Cómo te enteraste del concurso y quién te animó a participar?

-Me enteré del concurso por casualidad, no recuerdo la razón por la cual ingresé en la página oficial de la Base Naval y ahí estaba. Me animo mi familia, sin duda.

 

-¿En quién te inspiraste para escribir el texto y en cuántos minutos lo escribiste?

-Me inspiré en el Ara San Juan, porque en lo personal me afecto mucho. También me inspiré en la guerra de Malvinas, en honor a todas las historias que me han sido contadas acerca de ese hecho, en especial por los combatientes que estaban en plena juventud. Al escrito lo escribí en menos de 45 minutos, faltaban tres horas para que la convocatoria cerrara.

 

-¿Cuándo te avisaron que habías ganado y cuál es el premio?

-Me avisaron el 19 de junio, Día Mundial de los Albatros. El premio son unos binoculares.

 

-¿Has recibido muchas felicitaciones?

-Sí, estoy tremendamente agradecida con cada una de aquellas personas.

 

-¿A quién tienes que agradecer?

-En primer lugar a Dios, porque nunca me abandonó, nunca se dio por vencido conmigo, y sin él nada de esto sería posible. En segundo lugar a mi familia, que siempre me apoyan y están ahí para escuchar cada escrito. A mis amigos, y a mis profesores que siempre se interesaron por mi forma de escribir.

 

-¿Conocés el mar?

-No lo conozco, de hecho muchas personas que leyeron el relato me dijeron que los había transportado a aquel lugar, me encantaría conocerlo. No he viajado lejos, y unas de mis más grandes metas es conocerlo. Muchos preguntan cómo lo escribí, lo hice imaginando cómo es, cómo se siente y cómo se va a sentir cuando lo conozca.

 

-¿A qué edad empezaste a escribir?

-A la edad de 8 años sucedió. Siempre me gustó leer, desde que tengo memoria. Empecé a escribir cuando mi hermano enfermo de cáncer, y le enviaba libros caseros hechos por mi repletos de cuentos que brotaban de mi imaginación, en los libros también se incluían cuentos de lo que haríamos cuando él fuera dado de alta. Desde entonces escribo, y es un alivio a mi alma, un desahogo, alegría y esperanza. Escribo relatos, cuentos, y poemas. Pero más relatos.

 

-¿Qué tienes pensado seguir estudiando cuando termines de cursar el secundario?

-Tengo pensado seguir estudiando letras o escritura creativa. Para pintar el mundo en letras.

-¿Has participados en algunos talleres literarios?

-Solamente en uno durante el año pasado, organizado por mi escuela.

 

-¿Conocés los albatros y petreles que haces referencia en el escrito?

-Tampoco los conozco, de hecho para escribir acertadamente sobre ellos busque imágenes y los observaba con detenimiento.

 

Rafael Pérez Monassa, director de la escuela Mohamed Dib El Musri, destacó que “el mérito es todo de Brisa y nos sentimos muy orgullosos de ser parte de su formación académica y educativa”. Felicitó a la alumna por “haber logrado un premio a nivel nacional, es realmente muy halagador”.

“La escuela toda te agradece todo ese talento que has puesto de manifiesto en esta ocasión”, subrayó Monassa.

El sentir de las aves

Por Brisa Pichilli, 17 años.

Cierro mis ojos, puedo escuchar el sonido de las olas acercándose lentamente para hacerme compañía, puedo escuchar el aleteo de las aves rondando el puerto con curiosidad, puedo escuchar cada latido de mi corazón, puedo sentir el silencio que el mar emite. Es un silencio diferente al resto, un silencio tranquilizador y acogedor, un silencio que permite alejarse del mundo, un silencio que ingresa delicadamente a mis oídos, mente y alma. El calor del sol acaricia con cuidado cada rincón de mí, cada cicatriz, cada imperfección, cada capa que me envuelve.

Es lo que el mar me ofrece.  

            Cada vez que me acerco a él, existe un momento donde trabaja alineadamente con cada cosa que lo rodea, haciendo sentir bien al que se acerca, haciendo sentir que, a pesar de las fuertes olas y tormentas, siempre llega el momento en donde la marea baja, un momento en donde las aguas se calman, un momento en donde la tormenta se esfuma y abre paso a los delicados rayos de sol.

            Abro mis ojos, observo con detenimiento el nombre escrito en el mural, observo con detenimiento ese nombre que aún puede producir cosquillas en mi interior, ese nombre que provoca la caída de mis lágrimas.

            Recorro con mi dedo índice el contorno de cada uno de los nombres de marineros fallecidos en acción. No puedo evitar pensar en ellos, no puedo evitar sentir el dolor de sus seres queridos, no puedo evitar sonreír al recordar lo valientes que fueron.

            La mayoría de ellos eran jóvenes.

            ¿Cuánto valor se requería? ¿Cuánta valentía había que tener para zambullirse en el infinito mar?

            Dejar de lado lo conocido, para servir con orgullo en lo desconocido.

            Decididos a vivir diferente.

            De repente me encuentro con maravillosas aves volando sobre mí, logro identificarlas inmediatamente gracias a las miles de historias que él me relataba en las cálidas noches de verano, son albatros y petreles, hermosas aves en peligro de extinción. Me hacen sentir viva con tan solo observar la delicadeza de sus alas abrirse paso con fuerza a través de los soplidos que el viento emite. Vuelan alrededor de mí, y por unos segundos llego a creer que están jugando conmigo para hacerme sentir mejor, hasta incluso puedo sentir como mis lágrimas se han secado y sale a la luz una risa exagerada que hace tiempo no se escuchaba.

            Entonces lo comprendo, comprendo que las aves entienden mi dolor, entienden lo que es perder a alguien amado, entienden lo que es que alguien de tú especie deje de volar.

            Y en ese momento, las aves y yo compartimos un mismo sentir.

Me llena de fuerzas, para luchar por el futuro que me espera, proteger a los que no tienen voz, proteger a cada ser vivo que habite en nuestras tierras.

            Observo el barco esperando por mí, observo a mis compañeros marineros despedirse de su familia, observo las aves volar lejos, observo la bandera argentina flamear al ritmo del viento en la punta del mástil, observo como el mar me sonríe.

            Le devuelvo la sonrisa. Ya es hora de partir.

Acomodo mi uniforme y regreso mi vista al mural. Me arrodillo y apoyo mi frente en nuestra fotografía, en la fotografía que coloque hace dos años cuando él no volvió, en la fotografía que llevo siempre en mi mente, en la fotografía de un joven marinero y una joven marinera.

            Respiro profundamente.

            -Gracias- susurro.

Agradecimientos

El concurso de cuentos “Guardianes de las Aves Marinas” y la edición de esta compilación, se llevó a cabo durante el aislamiento social y preventivo en el marco de la pandemia causada por el COVID-19. A pesar de las circunstancias, muchas personas se pusieron a disposición y colaboraron con el mismo: Verónica Schro, Esteban Prado, Julio Neveleff, Sofía Bonecco, Iñaki Aguirrezabal, Franco Canales, Mirta Rábano y Carla Ferreira. Agradecemos a las autoridades de la Escuela Nacional de Pesca y la Secretaría de Cultura del Municipio de Gral. Pueyrredón.

Fuentes: https://gacetamarinera.com.ar/ https://www.avesargentinas.org.ar/

El Hospital Saporiti incorpora turnos por Whatsapp

De esta manera a partir de este lunes 6 de julio se brindara este nuevo  servicio, como una forma de brindarle comodidad y acceso a la salud a nuestra comunidad.

Se podrá obtener el turno para consulta programada de lunes a viernes de 07:00 a 13:00 hs al teléfono 2634-407044 y solamente para el servicio de Fonoaudiologia.

“Estamos incorporando este nuevo mecanismo, como una forma de darle respuesta a un pedido de largo tiempo por parte de los pacientes del Hospital. En esta primera etapa solo incorporaremos a la especialidad de Fonoaudiologia y luego ampliaremos a otras especialidades”, destaco la Dra. Carina Copparoni, Directora Ejecutiva del Hospital Saporiti.

Metodología de atención

Es necesario aclarar que el sistema de turnos por Whatsapp será únicamente para consulta programada de Fonoaudiología y respondido de lunes a viernes de 07:00 a 13:00 horas. En el debe enviar los datos solicitados o foto del DNI, además debe señalar el profesional o especialidad. Confirmado el turno se le enviará un comprobante del mismo.

Es importante resaltar que el paciente debe concurrir quince minutos antes del horario estipulado en su turno.-

 

¡Una de las obras más importantes!

La Cooperativa Eléctrica y Anexos Popular de Rivadavia Ltda., finalizó una de las obras más importantes de iluminación y renovación de instalaciones de los últimos tiempos, comprendida entre las calles Balcarce, Güemes, Chañar y Sarmiento.

    En la mencionada obra se instalaron 282 columnas metálicas con brazo y bases nuevas, se cambiaron 276 acometidas domiciliarias, se instalaron 345 artefactos de iluminación con tecnología LED de 100 W, se mejoraron los tendidos eléctricos y se renovaron 4 subestaciones trasformadoras. Además, y anexo al proyecto original se iluminó con Led La calle Chañar desde Balcarce hasta la Calle Colón.

    Con esta obra se ha mejorado el servicio a una importante cantidad de usuarios y se ha dotado de instalaciones con mayor eficiencia lumínica y energética, que la pueden apreciar y disfrutar todas las personas que circulen por la zona.

 

  

Técnicos Superior en Petróleo y Gas egresados en Rivadavia

El Instituto Superior Tecnológico N°9-019 «InSuTec», Sede Rivadavia, presenta a sus primeros egresados de la Tecnicatura Superior en Petróleo y Gas bajo la modalidad virtual.

Es oportuno realzar la labor tanto de los docentes de la institución como de los alumnos en esta época de no presencialidad por su compromiso y dedicación.

Ellos son: en la foto arriba, Melisa Gómez, Román Farini, Sebastián Jurado, Cristián Torres y Adrián Crawford. Abajo, Diego Maravilla, Matías Sanhueza, Matías Leucrini, y Eliseo Allayme.

Les deseamos muchos éxitos a los nuevos Técnicos Superior en Petróleo y Gas egresados en el Instituto Superior Tecnológico N°9-019 «InSuTec», Sede Rivadavia.

DFF

Marmolería Amores, más de 70 años de trayectoria

Por Daniel Flores Flores

Sebastián Amores vino de España a la Argentina a la edad de 6 años junto a sus cuatro hermanos. Aquí creció y se casó con Irene López, los padres de ella cruzaron la frontera de Chile a la Argentina a lomo de burro. Tuvieron dos hijos, Domingo Sebastián Amores (72) y Juan Amores (67). 

Sebastián después de cumplir 20 años de edad comenzó con los trabajos en marmolería en la casa de sus padres en calle Arenales en la ciudad de Rivadavia, pero antes, realizó otras actividades como trabajar en la viña y no dudó en realizar cualquier otro trabajo que le ofrecían.

Pasaron algunos años y con los ahorros compró un lote en calle Alem al N° 758 hasta donde trasladó  la fábrica. Aquí en la actualidad realizan trabajos en piedra desde mesadas de cocina, vanitorys hasta trabajos en cementerios. Allí también, sobre calle Alem, abrió un almacén con venta de carnes y artículos comestibles que era atendido por Irene, él colaboraba en la atención al público cuando no trabajaba en la fábrica.

Su hijo mayor fue el único que curso estudios secundarios y se recibió de perito mercantil y después se dedicó a trabajar en la marmolería. “Antes había que pulir a mano, los dedos quedaban en carne viva. No había comodidades. Esto lo empezamos en la casa de mi abuela en calle Arenales”, recuerda Domingo.

Relata que su papá “estuvo buscando buscando hasta que le encontró la beta, no siempre fue fácil”. Destaca que la primera máquina “la inventó y fabricó mi padre, una para cortar y otra para pulir, porque no había fabricas en esos años que fabricaran la maquinaría para este trabajo. Y para comprar el motor pidió un préstamo al Banco”.

Rememora que empezó con “las lápidas para el cementerio y luego empezó a venir la gente por mesadas. La primera mesada que hizo mi papá fue la del Polenta, y después la gente le preguntaba y él le decía quien las hacía. Después se anotó en la municipalidad como hay que hacer y empezó a trabajar”.

Por su parte su hermano Juan, a los 11 años empezó a trabajar en la marmolería cuando finalizó sus estudios primarios, ya que no cursó estudios secundarios porque se dedicó a trabajar nada más. Él  pone especial énfasis que toda la vida han trabajado, inclusive por ahí hasta sábados y domingos. “Y ahora seguimos igual, si hay que trabajar sábado y domingo lo hacemos, no le mezquinamos a nada”, afirma.

A los hermanos Amores siempre se los ve juntos. Juan dice que “nunca se pelean” y su hermano Domingo agrega que “en un principio la pobreza nos tuvo que unir” y las mujeres “no se meten para nada”, añade Juan.

Ellos han estado unidos toda la vida, como reza en uno de sus pasajes la obra literaria argentina por excelencia, el Gaucho Martín Fierro, de José Hernández: «Los hermanos sean unidos porque ésa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera».

Domingo sostiene que “cuesta llevarse menos bien que llevarse mal” y afirma que “siempre hemos luchado juntos los cuatro, mi papá, mi mamá, mi hermano y yo, entonces nos hemos ayudado siempre”.

Marmolería Amores tiene una trayectoria de más de 70 en el departamento de Rivadavia, han sobreviviendo a las diversas crisis económicas que ha atravesado el país. Son tres generaciones que sostienen el emprendimiento familiar que inició Sebastián Amores y hoy siguen al frente sus dos hijos, Domingo “Nene” y Juan “El Chiquito”, y desde hace más de siete años que se ha incorporado Juan Pablo Amores “El Colo o Tuco” siguiendo la trayectoria de su abuelo, tío y su papá Juan.

La cartera de clientes no es solo del departamento de Rivadavia, sino que se han proyectado con sus trabajos a otros departamentos de Mendoza y la provincia de San Luis.

Los potenciales clientes tienen una amplia variedad de material nacional y también importado para elegir procedentes desde Sudáfrica, Italia, China, Brasil, Guatemala, entre otros países.

Tras los pasos del abuelo, el tío y su papá

Juan Pablo Amores, apodado como “Colo o Tuco”, es arquitecto, tiene 32 años. Hace más de siete años que se incorporó al proyecto familiar como la tercera generación, pero desde pequeño ha estado en la fábrica jugando con las piedras. “Siempre acompañándolo al viejo (Juan), haciendo trabajos en el cementerio, escaleras”, declaró.

Pero antes de recibirse de arquitecto trabajó de mozo, diarero, en un taller metalúrgico, y luego ejerció su profesión como arquitecto un tiempo y después se unió a la marmolería. “Me gusta y creo que me sale bien, y la gente queda conforme”, subrayó.

Para él, seguir en esta línea de trabajo en la empresa familiar con tanto prestigio “es un orgullo, tratar de mantener esto, el desafío de quedar bien con la gente de no fallarle a la gente que es de la que dependemos nosotros y siempre con la confianza plena en Dios”, afirmó.

Como arquitecto estuvo un tiempo haciendo las dos cosas, ejerciendo la arquitectura y la marmolería. Comenta que “como no tenía tanto trabajo con lo otro (arquitectura) y esto me gustaba como me salía, me gustó esto. Me voy a especializar en algo, que no solo sería un oficio, le vamos a dar un valor agregado con lo que estudié. Tengo el estudio, pero los que tienen la práctica son los muchachos (su papá Juan y su tío Domingo)”.

Trabajar con el papá y el tío lo define como “una lucha para bien” y agrega que “hay que llevarse bien porque por ahí yo tengo unas ideas que funcionan y otras que no tanto. A un acuerdo siempre llegamos”, aseguró optimista.

El Nene, el Chiquito y el Colo o Tucu, se esmeran día a día para mantener un ambiente de trabajo cordial en la fábrica. Ellos son felices con lo que hacen, y aún más felices cumpliendo con la gente que confía constantemente en Marmolería Amores y manteniendo así los cimientos sólidos de su fundador: Don Sebastián Amores. 

Foto de portada: Los Amores. Juan Pablo “Colo o Tucu”, Juan “El Chiquito” y Domingo “Nene”.

ATIANTON Club de Entrenamiento

Después de varios años de experiencia en distintos lugares del país, ATIANTON Club de Entrenamiento decidió expandirse y desembarco en Rivadavia.

 

De esta manera los profesores Leonardo Ledda, Alfredo Robles y Gastón Di Garbo abrieron en las instalaciones del predio deportivo Pennacchio, esta nueva alternativa en la preparación de deportistas amateurs y profesionales.

 

“ATIANTON Club de Entrenamiento nace de la experiencia de trabajo de Gastón Di Garbo con deportistas de alto rendimiento de nuestra provincia, ofreciéndole a los deportistas de distintas disciplinas entrenar de una manera diferente, entrenando cuerpo, cerebro y mente”, nos explica Leonardo Ledda.

 

A lo que agrega Alfredo Robles, “cuando hablamos de Cuerpo, es mediante el acondicionamiento físico específico, Cerebro, mediante estimulación cognitiva, potenciando habilidades como la atención, concentración, toma de decisión, velocidad de respuesta entre otras y Mente, trabajando todos los aspectos mentales y emocionales de los deportistas”.

 

“En nuestra trayectoria, hemos formado parte de la preparación del seleccionado Argentino de enduro, para el mundial dispuesto en Chile en el 2018. Integramos el cuerpo técnico de Fundación Amigos, club de Sebastián Torrico, con quiénes logramos el ascenso ese mismo año. Fuimos parte de la preparación de Franco Caimi, piloto oficial Yamaha, quien ha disputado 4 Dakares”, nos cuenta Gaston Di Garbo en cuanto a experiencias con deportistas profesionales.

 

“También hemos estado presente en la preparación de Rodrigo Rey, arquero del plantel superior de Godoy Cruz, mientras estuvo en Grecia. Formamos parte del equipo oficial 2qas del Super Bike Argentino, Dentro del automovilismo tenemos experiencia junto a Emmanuel «Peluche» Cáceres y el piloto local Javier Nuñez. Además tenemos experiencia en cuatriciclos, en sky con los mendocinos Augusto Zandomeni y Bernarda Vaia y en hockey sobre césped acompañando la preparación de Mariana Scandura, arquera de Las Leonas”, comentaron los profesores.

 

Es importante destacar que ATIANTON también cuenta con profesionales en la Ciudad de Mendoza con un equipo conformado por Diego Scaraffia (psicólogo deportivo), Gastón Di Garbo (especialista en estimulación cognitiva) y Leandro Maure (preparador físico).

 

“Nuestra idea como dice el slogan, es Club de Entrenamiento, orientándonos a la preparación de deportistas amateurs y profesionales, agregando entrenamiento funcional a público en general a partir de los diez años, manteniendo la calidad de nuestro trabajo y siempre pensando en el cuidado de nuestros clientes. Llegamos para ofrecer una manera de entrenar distinta, con profesionales de la actividad física, salud (nutrición, psicología, kinesiología) entre otras cosas”, destacaron.-

 

EC

Página 1 de 1812345...10...Última »