CORERIV, Comisión de Reinas de la Vendimia de Rivadavia

Está integrada por Reinas Departamentales de la Vendimia de mandato cumplido del departamento de Rivadavia.

 

“Somos mujeres, hijas, hermanas, madres, tías, abuelas, amigas, profesionales, trabajadoras, que amamos vendimia y luchamos por situaciones que nos atraviesan a todas en los tiempos que corren”.

 

“Agradecemos profundamente a todas las personas de nuestro querido departamento de Rivadavia por el cariño, apoyo, acompañamiento y, fundamentalmente, por darnos la oportunidad de representarlo durante todo un año, por ser parte de nuestro folclore vendimial, y en especial, un profundo agradecimiento a todas las personas que forman parte de la actividad vitivinícola de nuestra amada Mendoza”, destacan desde la Comisión.

 

Reseña histórica:

 

La Comisión de Reinas Departamentales de la Vendimia de Rivadavia, se conformó por primera vez a fines del año 2008, “con el objetivo de trabajar por y para la gente de nuestro querido departamento, devolver la oportunidad que nos brindaron de representarlos, por el cariño, acompañamiento y confianza”, subrayan. 

 

Se formó con el apoyo de la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Rivadavia, con su director Prof. Gustavo Capone. La primera presidenta de la Comisión, fue la reina de Rivadavia mandato cumplido del año 2006 Danisa Herrera, y como vicepresidenta, Viviana Lucero, Reina Nacional mandato cumplido del año 1990. 

 

En principio se hizo una recolección de datos, contactar a la gran mayoría de reinas posible. Se pudo contactar aproximadamente a 33 reinas de la Vendimia de Rivadavia mandato cumplido, desde el año 1939 con Ada Durigutti hasta con la actual reina, que era Verónica Cremades del 2008.

 

Algunas de las actividades que se llevaron a cabo:

 

*Cuadros con fotografía de reinas mandato cumplido, mezclando los años, por ejemplo, en un cuadro aparecían las reinas del año 1943, 1975 y 2006: esta actividad se realizó con el apoyo del Área de Cultura de la Municipalidad de Rivadavia y de locales, comercios y bodegas del departamento.

 

*Reuniones y acompañamiento a candidatas distritales del año 2009.

 

*Participación en la Vía Blanca de las Reinas de Rivadavia 2009: se confeccionaron bandas con el año de reinado de cada reina, y se armó un carro donde iban todas las reinas mandato cumplido juntas.

*Se armó un stand en el Festival Nacional Rivadavia Canta al País: todas las noches habían reinas mandato cumplido en el stand, estaba armado con cuadros, fotos, vestidos, atributos de reinas de Rivadavia.

 

Se retoma la Comisión

 

En enero de 2016 se crea un grupo de WhatsApp a fin de estar comunicadas y unidas. Este grupo funciona hasta la fecha.

 

En febrero de 2020 se le da forma nuevamente a la Comisión, como una manera de retomar la primera, ya que se trata de la misma entidad.

 

Lo primero que se realizó fue elegir un nuevo nombre y crear las cuentas en las redes sociales Instagram y Facebook. Luego, durante el mes de febrero, se llevó a cabo una reunión en un café céntrico de la ciudad de Rivadavia a fin de organizar los pasos siguientes. Llegada la pandemia en marzo, se continuaron las reuniones de forma virtual.

 

El próximo paso fue elegir las nuevas autoridades. A partir de la votación, los cargos oficiales quedaron distribuidos de la siguiente manera:

 

Presidenta: Jessica Vanella.

Vicepresidenta: Yemina Chiquini.

Secretarias: Aixa Caruso y Danisa Herrera.

Tesorera: Victoria Otonello.

Vocal: María Fernanda Cruz.

 

Cabe destacar, que la “Directiva de Coreriv” es más amplia, ya que en ella también se encuentran trabajando de forma activa las reinas Julieta Lagos, Esther Linde, Laura Ochoa, Micaela Orsingher y Yanina Bouteux. Se han dividido tareas, pero se trabaja en equipo.

 

Una vez finalizada la elección de autoridades, se trabajó en la elaboración del logo oficial, el cual se presentó a los rivadavienses a través de las redes sociales oficiales de Coreriv.

 

Además, una vez terminada la etapa de formación y organización, la Comisión será presentada de forma oficial al departamento de Rivadavia y a las autoridades del mismo.

 

Los objetivos de Coreriv

 

  • Mantener viva nuestra participación como mujeres hacedoras de la historia de vendimia.

 

  • Ser un espacio de contención, escucha, reflexión y solidaridad mutua, ser la voz de las mujeres rivadavienses a las que apoyamos, acompañamos, cuidamos y sostenemos, ya que creemos firmemente en una sociedad inclusiva, que aspire y luche por la igualdad de género en todos sus ámbitos y por las mismas oportunidades para todos y todas.

 

  • Apoyar nuestra Cultura, las tradiciones que nos identifican y definen como mendocinos.

 

  • Realizar actividades inherentes a Vendimia, entre otras.

 

  • Llevar a cabo y acompañar eventos solidarios que sean de interés social y cultural.

 

  • Organizar capacitaciones y campañas sobre diversos temas, a fin de sensibilizar y concientizar a nuestra comunidad.

 

  • Acompañar a la Reina actual de Rivadavia en su rol como embajadora y representante de nuestro departamento.

 

  • Capacitar y acompañar a las candidatas aspirantes al cetro vendimial departamental.

 

Actividades de Coreriv

 

Debido a la situación mundial de la pandemia Covid-19 que se está atravesando, se ha trabajado sólo de forma virtual a través de las redes sociales oficiales de la Comisión.

 

Las actividades que se están realizando actualmente son:

 

  • Reuniones frecuentes de forma virtual.
  • Elaboración del estatuto oficial de Coreriv.
  • Creación de base de datos oficiales de cada Reina Departamental.
  • Organización de Banco de Fotos oficiales de Coreriv.
  • Contactar a Reinas Departamentales que no se encuentran actualmente formando parte de Coreriv, a fin de integrarlas.
  • Sorteos virtuales a través de la cuenta de Instagram de la comisión cada 15 días. Tienen como objetivo apoyar a los comerciantes de Rivadavia, a los negocios y a los emprendedores, en este momento difícil de pandemia.
  • Día lunes: Se realiza, en las redes sociales oficiales, un homenaje aniversario a las reinas departamentales que cumplen aniversario de reinado en 2020 (5, 10, 15, 20, 25 años, etc.).
  • Día miércoles: Se suben Trivias a las redes sociales para jugar, adivinar y conocer sobre las reinas, datos divertidos e información relevante.
  • Día viernes: Se llevan a cabo, a través de Instagram, entrevistas o charlas en vivo a nuestras reinas, mujeres hacedoras de la historia de Vendimia de Rivadavia. El objetivo es que la gente pueda conocerlas en su cotidianidad: como personas, como seres humanos que trabajan, sueñan y construyen. Además, este espacio está destinado a otras personas que también han formado parte de la historia de vendimia del departamento a fin de reconocer su labor.
  • Se está llevando a cabo la campaña “Quédate en casa” de forma virtual a través de redes sociales, con el objetivo de concientizar sobre Covid-19.
  • En el mes de octubre, estaremos acompañando campañas de sensibilización sobre Cáncer de Mama.

 

Coreriv en las redes sociales oficiales:

Instagram: @coreriv_

Facebook: Coreriv Rivadavia

Correo electrónico oficial: coreriv@gmail.com

 

DFF

Joacool: “Hacer música para mi es una expresión dentro de una melodía”

Por Daniel Flores Flores

Joaquín Ezequiel Vargas tiene 16 años y vive en el distrito La Libertad en el departamento de Rivadavia. Está cursando 3er año de sus estudios secundarios en la Escuela Técnica 4-016 “Ingeniero Marcelo A. Arboit” en el departamento de Junín y piensa seguir estudiando ingeniería civil o ingeniería electromecánica.

A los 14 años empezó a cantar covers de Valdo el Leopardo, de Papi Wilo y de Chiclow en las fiestas sociales familiares.

“El género que hago se define como Rap Sad o también algunos lo conocen como Rap Cristiano o Rap Triste. Es una rama del Hip/Hop pero es más tranquilo y menos brusco”, declaró a este portal y comentó que “desde hace más de un año escribe canciones de este género urbano”.

Además describió que el nombre artístico Joacool que se compone de dos términos -uno es “Joa” y el otro es “cool”- el prefijo “Joa” hace referencia a su nombre Joaquín y la expresión “cool” es un término en inglés que significa genial.

“Hacer música para mi es una expresión dentro de una melodía. Es poder llevar lo que uno siente y piensa para que alguien pueda escucharte y marcar un cambio en alguna persona”, indicó Joacool que tiene como referente del género a Redimi2.

Explicó que para componer las letras “me inspiro en muchas cosas, es algo diverso y depende de que trata la canción, por ejemplo, cuando escribí ‘Sólo Piensa’ me inspiré en lo que pasaba a diario en la calle, en noticieros y en lo que uno mismo pasa, me apoyé en la empatía de ver como es que se siente vivir como esas personas. Y para escribir ‘El Valor’ me inspire en mi familia, más que nada en mi hermana y también en las enfermedades que suceden a diario”.

También expuso cómo se trabajó en la producción de los videoclips. En el vídeo de “Sólo Piensa” (https://www.youtube.com/watch?v=LDrcm_NmWO4) fue filmado el 29 de febrero del 2020 en la plaza seca Raúl Ricardo Alfonsín frente al edificio del Honorable Concejo Deliberante en la ciudad de Rivadavia y en la plaza departamental Bernardino Rivadavia. Franco Codutti fue el productor visual, el audio fue producido por YingYang Producciones en el departamento de San Martín.

Mientras que el vídeo de la canción “El Valor» (https://www.youtube.com/watch?v=rCQbfMnfaOM) fue producido por Indii Yons, el clip fue filmado en el distrito La Libertad y la producción de audio fue de YingYang.

Uno de los planes que tenía para el corriente año era mostrar su música en algunos espectáculos públicos, pero por la pandemia del Covid-19 no lo pudo hacer todavía, y esto le ha puesto limitaciones también para la realización de nuevos videoclips.

En sus proyectos está sacar un álbum y “ayudar con mis canciones a la gente porque cambiando el pensamiento podemos cambiar el mundo”, dijo.

Hasta ahora ha recibido opiniones positivas de parte de aquellos que han visto sus videos en el canal de YouTube: “me gustan tus letras” “me ayudas a tener un mejor día y a reflexionar” “te felicito” “me gustó” “sus mensajes en sus canciones reflejan su alma” “muy lindas canciones y las letras llegan al alma” “felicitaciones por el trabajo que estás haciendo” y muchos otros más.

Joacool en las redes sociales

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCizWM98xC6dDSR9m9LdRbxA

Instagram personal: https://instagram.com/joaquin_vargass?igshid=d5on3gmo5s1t

Instagram musical: https://instagram.com/joacoolmusic?igshid=vom6uiy9p059

Facebook: https://www.facebook.com/joako.vargas.104

Página de Facebook: https://www.facebook.com/Joacoolmusic

Twitter: @JoaquinVargasss

TIEMPOS DE CONSTRUCCIÓN… EXPERIENCIA EN PRIMERA PERSONA

Por Lic. Emiliano Cónsoli

Estuvimos con Daiana Novello, joven rivadaviense, egresada de la Carrera de Licenciatura en Trabajo Social y actualmente Residente de Tercer año de Trabajo Social en Salud Pública en el Hospital Lagomaggiore, quien nos explica y deja un trabajo interesante sobre sus vivencias en la Residencia y el funcionamiento de los equipos de Trabajo Social en esta pandemia.

Allá a principios del año 2020, estaba trabajando como cualquier día, mes, en un Hospital Público de Mendoza – Argentina, Provincia y País al que pertenezco y en donde vivo. Transitando ya mi tercer año de la Residencia de Trabajo Social en Salud Pública, especialidad en la que elegí formarme de mi profesión de grado como Lic. en Trabajo Social.

Con un sinfín de sueños, expectativas por el año que tendría por delante, había planificado viajes, una rotación académica en mi cuarto año de residencia en otra Provincia del País, entre otras actividades, experiencias y aprendizajes que sabía que se aproximaban en unos meses.

Ya en Febrero, se comenzaban a escuchar noticias del mundo que nada favorable estaba sucediendo en él… se aproximaba un caos, un problema sin respuestas, cada vez se hacía más complejo.

Llegó el otoño y con él, ese caos a nuestro País “La Pandemia provocada por el COVID -19”. El 19 de Marzo, el Gobierno Nacional declaró Estado de Excepción, dada la Emergencia Sanitaria y Social que nos encontrábamos atravesando, impulsando como política pública de prevención, el aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio, como primera medida.

A partir de esto, todo se tornó distinto en los días y meses siguientes. Los escenarios cambiaron, se comenzaron a implementar políticas públicas de prevención y mitigación en distintos ámbitos nacionales, provinciales, departamentales. Así, la vida cotidiana, laboral, deportiva, recreativa, de esparcimiento, económica, política, social de cada un@ de l@s ciudadan@s, se enmarcó obligadamente en un libro de protocolos, resoluciones, decretos y normas a cumplir. Se modificaron los escenarios, el funcionamiento de las Instituciones, la complejidad en todas sus aristas florecía cada minuto con más y más fuerzas.

Y ahí, en ese contexto abrumador, estaba yo con más incertidumbres que certezas, claro en una Pandemia, el Sistema de Salud es una de las piezas claves de este rompecabezas y mi lugar a ocupar era como profesional y parte del personal de salud, quienes conformaban el equipo de respuesta. Equipo que presta servicios en momentos iniciales en situaciones de emergencias y desastres, desplegando diversas funciones de primera línea, encontrándonse expuest@s a múltiples factores de riesgo.

Entre estos factores de riesgo, se planteaban posibles afectaciones a desarrollar como fatiga, desgaste, estigmatización, miedo por la posibilidad de transmitir el virus a seres queridos, frustración, angustia, estrés, síndrome de Burnout, traumatización secundaria. No obstante, no era una regla general que todo el equipo de respuesta tuviese alguna afectación, para eso existían actividades preventivas. Algunas de ellas eran, capacitaciones, generación de redes de trabajo, construcción de labor colectiva (“salida en dupla”), creación de consultorio de Salud Mental, contacto frecuente con red de contención a través de distintos medios, informarse a través de medios oficiales evitando la infodemia, mantener cuidado integral en nuestra salud. (Apuntes Curso Virtual “Emergencias y Desastres. Herramientas para la Intervención”. UNER. 2020).

En este contexto, a cada segundo, me cuestionaba qué debía hacer como Trabajadora Social, cuáles eran las intervenciones más oportunas dentro de un mundo en donde veía crecer el malestar de la población, las desigualdades se incrementaban, profundizando las situaciones de vulnerabilidad que atravesaban las personas, la restricción de los derechos y libertades individuales bajo las normativas y discursos que restringían los mismos, esto era aceptado como si tuviese que pasar, era una batalla difícil de ganar.

Pero claro, a lo largo de mi carrera de grado y luego en la especialización, no había tenido formación específica en emergencias, desastres y catástrofes, lo que tornaba más complicado aún la comprensión de cuál sería mi rol. Por lo que, ante tal necesidad, junto con mis compañeras de residencia, empezamos a estudiar al respecto, hicimos una variedad de actividades académicas virtuales, ya que era a lo que se podía acceder. Formamos parte de cursos online, conferencias, conversatorios, ciclos de charlas brindados por Universidades, Colegios de Profesionales, desarrollamos lecturas bibliográficas, análisis grupales y por supuesto, que todo ameritaba una larga reflexión individual tras terminar cada día, semana de trabajo.

En las capacitaciones, bibliografía, se planteaba que en contextos de emergencia se desplegaban intervenciones “anormales”, a lo que se consideraba “normal” en otros contextos, era un movimiento permanente entre lo instituido e instituyente. La Pandemia, se nos iba presentando en el abordaje, como una dimensión instituyente de lo emergente, proceso que hacía pensar colectivamente en nuevas prácticas para reconstruir lo instituido que estaba dado y establecido. (Turchetti y Sánchez. 2020)

Allí, el/la Trabajador/a Social, debía tener conocimiento de la población con la que trabajaba, sus condiciones de vida, identificar y analizar las redes sociales existentes (profesionales, institucionales, personales y comunitarias), ampliar diagnósticos sociales, revalorizar la asistencia directa como un derecho. Potenciar los recursos que existían y crear estrategias de intervención colectivas, trabajar interdisciplinariamente e intersectorialmente, continuar garantizando las conquistas de los derechos humanos. Todo esto, teniendo en cuenta, que dado el confinamiento establecido, la utilización de tecnologías, era la herramienta central, soporte para nuestra intervención, que en muchos momentos, permitía realizar un acompañamiento, contención emocional a las personas atendidas y su red de contención. (Turchetti y Sánchez. 2020) (Apuntes Curso Virtual “Emergencias y Desastres. Herramientas para la Intervención”. UNER. 2020).

Por lo tanto, intervenir en Trabajo Social era necesario desde un sentido alternativo, entendiendo que lo alternativo no se definía por sus formas, sino por la base ideológica, ética y conceptual desde la que nos afirmábamos. (Turchetti y Sánchez. 2020)

Ahora bien, todo lo que iba incorporando como nuevos aprendizajes y reviendo algunos conceptos ya estudiados, tenía que “intentar”, y lo digo entre comillas porque no era nada fácil, llevarlo a la práctica, en mis abordajes, en la intervención con esas personas quienes estaban pasando por un proceso de salud-enfermedad-atención-cuidado en un contexto de Pandemia desconocido.

Al correr las semanas, la situación se complejizaba, los contagios aumentaban, las normativas cambiaban constantemente y con ellas las estrategias de afrontamiento que se iban implementando, algunas organizacionales, grupales y otras de manera individual. Había días, en donde todo parecía ser más claro y otros, que se tornaban un poco grises, la vida cotidiana, laboral giraba en torno al virus y sus contagios. Allí, es en donde estas estrategias tomaban más impulso, ya que tendían a favorecer la cooperación, contención, facilitar la comunicación intragrupal, el trabajo en equipo y por supuesto, el desarrollo de actividades individuales, evitando perjuicios potenciales de la afectación subjetiva, como el autocuidado.

Luego de interrogarme constantemente, había ideas claras que tenía, que no debía abandonar, que habían sido mi eje para realizar las intervenciones, que formaban parte de mi posicionamiento ético-político como profesional, aunque seguramente en muchos momentos no logré ni pude mantener.

Comenzando por la construcción del vínculo y la empatía con aquellas personas con quienes trabajamos cotidianamente, reconociendo las emociones de ell@s, no emitiendo juicios de valor, acompañándol@s, informándol@s, situándome desde una paridad, claro que con un rol diferenciado. Coincidiendo con Elena de la Aldea cuando expresa, “El ejercicio del rol nos diferencia de personas con quienes intervenimos, no la posibilidad de reconocerlas desde un vínculo empático”. Si podía poner en práctica el ejercicio de respetar lo que el/la otr@ sientía, podía llegar a comprender el verdadero sentido del cuidado. (Apuntes Curso Virtual “Emergencias y Desastres. Herramientas para la Intervención”. UNER. 2020).

Siguiendo con las ideas claras que tenía, otra, era que debía mantener firme la bandera por la garantía de los derechos humanos, defenderla por más adverso que el mundo se mostrara, mi ideología y lucha por la justicia social, la libertad, la igualdad, no debía cambiar, por más que hubiese un Estado de excepción que modificara las “reglas del juego”, allí habría que aprender a “jugar” por un tiempo desconocido. Y como plantea Mullán, para hacer Salud Pública, espacio del que formo parte, se necesita una dosis de idealismo, una dosis de maquiavelismo y una dosis de sentido de justicia. (Molina, C. 2020)

Y por último, un concepto que me resonaba en mi cabeza a cada minuto “resiliencia”, esa “capacidad humana para enfrentar la adversidad y resurgir de los eventos traumáticos. Es más que la aptitud para resistir la destrucción, preservando la integridad en circunstancias difíciles, es también una actitud de reacción positiva ante las dificultades, generando así la posibilidad de construir alternativas a partir de las propias fuerzas. No es sólo sobrevivir a pesar de todo, sino tener la capacidad de usar los aprendizajes provenientes de experiencias negativas y adversas para proyectar un futuro mejor” (Riaño Arias, A. 2009). De esto, sí que vamos a tener que aprender cada un@ de l@s ciudadan@s a l@s que nos ha tocado “jugar este juego”, por un período sin límites ni fronteras.

¿Qué aprendizajes nos deja este corte biográfico a nivel mundial, esta “bisagra”, que marca un antes y un después?… Puede ser tiempo de reflexionarlo, de construir tu propia experiencia, de continuar transitándola desde una perspectiva diferente o en igual dirección. “No se puede explicar lo que no se comprende… si no nos damos la posibilidad de pensar lo que sentimos, nos privamos también la posibilidad de sentir y elaborar lo que nos pasa”. (Arito, Sandra. Conferencia virtual 20/04/2020)

Daiana A. Novello

Lic. en Trabajo Social

Residente de Tercer año de Trabajo Social en Salud Pública  

Septiembre 2020

Rafael, fabricó su propio automóvil mini Ford

Por Daniel Flores Flores

Rafael Emilio Robledo, es jubilado de una empresa privada. Nunca trabajó de mecánico, pero se dedicó a realizar trabajos mecánicos en sus propios vehículos, porque siempre tuvo pasión por los fierros y desde chico constantemente inventaba algo. Además le fascinan las expo autos.

Es fanático del Ford T de 1914, tenía la idea de restaurar uno. Tenía varios en vista, pero no estaba tan conforme, porque quería algo más exclusivo. Porque el restaurar un Ford T eso para él ya está fabricado. Entonces decidió fabricar uno que llame la atención y llevarlo a lugares a donde van los grandes.

Junto con su hermano Juan Pascual Robledo, que es chapista y pintor en Palmira, decidieron restaurar uno que consiguieron. “Y en esos días había una expo autos donde llegaron dos Ford T, los estuve  mirando. En ese momento decidí abandonar el proyecto. La pregunta fue ¿por qué? Yo quiero algo más exclusivo, pero me gustaba el Ford T. Entonces le dije a mi hermano: ‘Te dejo ese proyecto, voy a fabricar un Ford T en miniatura y el sonrió’. Y me lo propuse, no fue nada fácil. Pero mi sueño se fue realizando cuando tomaba forma. Era impresionante mi entusiasmo, fue la admiración de mi hermano”, rememora Rafael.

Así fue que el 28 de junio de 2018 empezó a darle forma al proyecto. Cinco meses después estaba participando del primer evento con su mini Ford. “Fue al desfilar en la farándula estudiantil de Rivadavia. Disfrutar de una creación propia no tiene precio. Un sueño, un logro, mi pasión”, declaró. 

Ha tenido un considerable éxito con el mini Ford. Muchos se sacan fotos, filman, y los niños se entusiasman al verlo tan chico. Y a donde lo invitan va representando al departamento, por eso le colocó calcomanías con la marca Rivadavia – Mendoza.

Antes de fabricar el mini Ford, Rafael fabricaba juguetes metálicos, camiones de diferentes marcas que comercializaba en la cancha del Club San Martín y que hoy muchos los tienen de adornos. “Esa fue una etapa, y las etapas van cambiando, eso fue otra. Ahora es el mini Ford. Estoy en la etapa de disfrutarlo”, afirmó.

Detalles mecánico

El chasis es una estructura de caño estructural de 60 x 40, con suspensión hoja de elástico transversal. Tiene un motor Zanella 110 cc centrífugo con electro ventilador. Dirección a cadena, modo de tracción cadena de relación corona 46 x piñón de 12 dientes, frenos mecánicos. Eje trasero individual para el giro. Cabina con material DMF. La trompa metálica. El techo es descapotable y tiene la bocina original de Ford T.

Como es sabido este motor no posee reversa, lo cual fue otro obstáculo. Fabricó una caja reversa la cual le costó más trabajo que fabricar el vehículo. Fue diseñada con piñones y cadena de moto. Rulemanes 6203 bañada en aceite con una selectora con cable y funda de bicicleta, no le fue fácil, pero tampoco imposible. Para asemejar dicho auto al Ford T, le fabricó arranque a manija como en esos tiempo con poleas y cable de acero de 4 mm. Además de ambos espejos laterales y los faros de chapa.

La velocidad máxima es de 40 km, pero tiene fuerza. Lo tiene solo para pasear y llevarlo a exposiciones, cuando tiene que ir a las expo a otros departamentos o provincias, lo traslada en un tráiler casa rodante que él también diseñó y fabricó.

“Me lo han querido comprar, inclusive desde Chile. Siempre en las exposiciones. Pero no lo vendo, porque si lo vendo voy a tener que fabricar otro, y entonces van andar dos iguales”, comentó sonriendo.

Lo tiene registrado como mini Ford, auto de colección. La patente de adelante tiene las siglas RER (Rafael Emilio Robledo) y el número 67, son los años que tenía Rafael cuando lo empezó a fabricar. Mientras que la patente de atrás, lleva impresa las siglas del nombre de su esposa GSG (Graciela Silvana Giuliani), y el número 60, son los años que ella tenía en el 2018.

Su esposa, siempre lo ha apoyado y acompañado en todas las iniciativas. “Lo importante que mi esposa me acompaña en todo, le gusta”, destacó.

“Nadie me ayudó, es todo casero. Todo fue diseñado por mí. Rompí varios fierros, pero me llevé el gusto de hacerlo. Para mí era un sueño, y lo hice realidad”, declaró el hombre del autito, como muchos le dicen a Don Rafael Robledo.

A su hermano Juan, solo le pedía consejos sobre qué clase de pintura utilizar. “En este proyecto no participó ninguna otra mano de obra. Sólo yo con lo poco que tengo para trabajar. La necesidad y el entusiasmo te hace inteligente”, subrayó.

Para el corriente año tenía varias invitaciones para participar en expo autos en todo el territorio provincial y en otras provincias, inclusive Chile, pero por la pandemia Covid-19, todas han sido suspendidas.

Mientras tanto Rafael recorre las calles de la ciudad de Rivadavia en su mini Ford que es la atracción de los transeúntes. A veces acompañado por su esposa o solo. Lo hace los días que le corresponde respetando la terminación de su número de documento. “Yo estoy desesperado para salir los día que me toca”, enfatizó.

San Martín: hacer lo que hay que hacer

provincial.

Tampoco nadie podrá ignorar que trasformó la matriz cultural y productiva de Mendoza para siempre. Y que políticamente fue el gran líder que ninguna otra provincia tuvo a lo largo de su historia. Nadie de todos los reconocidos caudillos federales o unitarios, tuvieron la ascendencia pública y política de San Martín. A la altura de él, nadie. Indiscutido. Y ese reflejo marcó a fuego la cultura política de Mendoza. Sus años como Gobernador Intendente siguen siendo un faro que iluminó el devenir de la futura vida provincial. Un espejo del cual la sociedad y la dirigencia nunca podrán dejar de reflejarse.

Un plan de desarrollo estratégico y ordenamiento territorial es un concepto actual, necesario y aplicable a cualquier gestión gubernamental de la coyuntura vigente. En nuestros días ocupan un lugar privilegiado en los discursos de nuestra dirigencia o en la acción de los programas de nuestros gobiernos. Sin embargo, el General San Martín, en otra prueba más de su anticipación a los tiempos, dispuso un plan de desarrollo y ordenamiento territorial en perfecta consonancia con los objetivos del plan continental libertador. Podríamos decir con el fin de hacer comparativo y contemporáneo el análisis, que fue el hacedor del primer «Plan de Desarrollo Estratégico Municipal» y autor del primer proyecto de ordenamiento territorial de Cuyo.

Hacer gestión

El riesgo por aquellos tiempos de guerra emancipadora fue que Mendoza cayera, y fuera sometida tras una posible invasión, bajo la tutela del poder «realista». Ante posible conjetura, San Martín ideó un plan defensivo y ofensivo que abarcó toda la región cuyana (con eje en su capital: Mendoza) distribuyendo tareas y espacios de trabajos, con el fin de que no todo el plan de operaciones estuviera concentrado excluyentemente en una zona. La sectorización de las acciones, a lo largo y ancho de todo Cuyo, aprovechando las características particulares y virtudes geográficas de la región, estableció distintas sedes de trabajo que actuaron coordinada y paralelamente en pos del objetivo sustancial. Así fue que a partir de la concentración en El Plumerillo (Las Heras), sede de los regimientos que conformarían el Ejército de los Andes, podemos citar algunos hitos de la zonificación planeada.

A partir de la concreción durante la gestión de San Martín de la anhelada separación de Córdoba, confeccionó el primer plano catastral de la Ciudad de Mendoza después de haber realizado un registro de propiedades inmuebles regadas por las «cunetas» de la ciudad.

En el Este mendocino la mano sanmartiniana se reflejó con la realización de obras de irrigación que favorecieron la incorporación al sector productivo de extensas regiones vírgenes (plantaciones de maíz, cebolla, ajo y cebada), más la construcción de un molino harinero que facilitó el abastecimiento de alimentos para los soldados del ejército y vecinos del lugar. Cuando San Martín se hizo cargo del gobierno de Cuyo existían en la provincia algunas obras de irrigación limitadas al aprovechamiento del río Mendoza por medio de los canales Zanjón, Tajamar y de la acequia Tabalqué. Para dar solución a este problema dispuso que se realizaran distintas obras que ampliaron la superficie de tierra cultivable.

Surgió entonces la figura de José Herrera, popularmente conocido como «el chileno», quien prestó trascendentes servicios, y por encargo de San Martín, dirigió la construcción de «las acequias de la patria», que distribuyeron las aguas del río Tunuyán. Durante el proceso de la guerra, el «chileno» Herrera fue encomendado para levantar mensuras y canales en la zona Este, tarea a cargo de los prisioneros de la Batalla de Chacabuco. Un gran número de prisioneros (españoles y partidarios «realistas» chilenos) en vez de ser fusilados como la «tradición» de guerra lo determinaba, fueron persuadidos a cambio de sus vidas y libertad, para cumplir trabajos comunitarios concernientes en tareas agrícolas, obras viales y canales de regadío. El Este mendocino fue la zona más beneficiada por la llegada de prisioneros dispuestos para el trabajo rural entrono a la posta «El Retamo» (actual Junín) abarcando gran parte de «Los Barriales». Nacerán así, la ampliación del canal matriz Independencia (data de 1806) y la construcción de nuevos canales: Cobos, Río Bamba, San Martín, Constitución, y puntualmente en Rivadavia, los históricos canales San Isidro y Reducción.

El Valle de Uco fue la usina proveedora de carne vacuna y caprina, sustentada históricamente en la rica producción de alfalfa que se generaba a la vera del Río Tunuyán. Del faenamiento de dichos animales se obtuvieron los cueros para realizar botas, camperas y monturas.

Al escasear la pólvora y las municiones en Cuyo (las únicas fábricas existentes estaban en Córdoba y La Rioja, pero además no alcanzaban para satisfacer la demanda del Ejército), estimuló la explotación de las minas de Huayaguaz y Pismanta (San Juan) que terminaron proveyendo 27 quintales de plomo y gran cantidad de azufre. También de las minas de Uspallata (Las Heras) extrajeron plomo y plata, lugar donde se asentó buena parte del parque de artillería. De este modo se lograron extraer los elementos para la fabricación de pólvora y los metales para alimentar las fraguas del Fray Luis Beltrán, erudito en química, física, metalúrgica y matemáticas. Paralelamente el ingeniero José Antonio Álvarez de Condarco, aprovechó la abundancia de salitre de los desiertos mendocinos, generando un laboratorio que permitió obtener una calidad de pólvora superior a la habitual.

De San Luis se trajo el azogue (mercurio), imprescindible en la purificación de los metales.

Las postas entre Mendoza y San Juan fueron otra medida sustancial en el proceso organizacional. San Martín decidió crear una serie de posta de correo entre Mendoza y San Juan, entre ellas: «Jocolí», en el actual Lavalle (lugar donde se extraía el carbón para la maestranza), «Árbol Solo», «Guanacache» y «Pocito». La medida tenía múltiples finalidades, ya que no solo funcionaron como espacio de descanso y recambio de caballos y bueyes, sino que además tuvieron la tarea de establecer una nueva base urbana, y a su vez la misión de generar recursos cobrando peaje a los fletes y estableciendo un pionero sistema de barreras sanitarias. Por ejemplo: Jocolí, que aún perdura.

Creó hospitales militares de campaña y juntas sanitarias en Mendoza, San Juan y San Luis. Nosocomios para controlar las enfermedades venéreas (muy frecuentes en dicho tiempo) de los soldados, aislándolos en pabellones particulares para evitar el contagio. Las Juntas Hospitalarias ejercían función de Dirección Sanitaria. Pero a su vez tenían bajo su tutela las pioneras barreras sanitarias sobre el Rio Desaguadero (límite entre San Luis y Mendoza) y sobre el Rio Conlara (límite entre San Luis y Córdoba), lugares donde también funcionaban las aduanas interiores.

En el Desaguadero y San Carlos estableció postas sanitarias, paralelo al rol estratégico militar, imponiendo la preventiva obligatoriedad de la vacunación contra la viruela para quienes llegaran a enrolarse al ejército libertador.

Además de fomentar en la provincia la limpieza y aseo como valores preventivos insoslayables, inició empíricamente una fuerte cruzada contra el mal de Chagas, aconsejando el blanqueó de los frentes y paredes de las casas y bodegones para distinguir el color negruzco de la vinchuca y así generar un contraste con el blanco pintado en la pared. Como también elaboró una cartilla donde «aconsejaba» dormir en las noches con una vela prendida, pues la luz alejaba a las vinchucas, como prevención ante la posible picadura de las «chinches negras».

Creó comisiones vecinales para extraer de los estanques cercanos a los ríos y lagunas provinciales, la mayor cantidad de piedra pómez para la limpieza y pulido de metales y el aseo personal. La mayor cantidad de estos productos se extrajo del río Mendoza. La comisión tenía a su vez la tarea de recolectar derivados de productos de las aves del lugar con asiento en torno a los ríos, por ejemplo: huevos para la alimentación y plumas para los abrigos.

El Fuerte de San Carlos donde se reunió con los caciques del sur, la Fortaleza de La Paz, el Puente de Picheuta en cuyo entorno se libró el primer combate de la gesta, el tambo incaico (Las Heras), las aguas termales de Cacheuta fueron estratégicos en el marco de la logística establecida y actualmente tienen un enorme valor patrimonial y turístico. Pero también Canota, el puente Polvaredas, Potrerillos, la zona del Arroyo Santa María, Paramillo de Las Cuevas o el Cristo Redentor, son lugares con enorme importancia histórica, imposibles de obviar.

Mendoza: fiel y corajuda

Ya lo expresamos. Soñó vivir y morir en Mendoza. «La que sigue siendo fiel y corajuda. La inmortal Mendoza, donde todo se hace»; escribió admirado por el compromiso de sus mujeres y sus hombres. Expresión que sigue latente en la concepción de los mendocinos de bien.

Pepe Giana, 27 años Acelerando

Por Daniel Flores Flores

El programa se emite actualmente por la emisora de frecuencia modulada Sintonía I 99.5 Mhz, los días martes, jueves y sábado de 18 a 20 horas. Allí se habla de todo el deporte motor, motos, karting, enduro, motos de velocidad, motocross, rally, Formula 1 y zonales.

El programa Acelerando fue una iniciativa de José “Pepe” Giana y Daniel “Ticona” Gómez, cuando realizaban las coberturas de las competencias de los ciclomotores en el departamento de Rivadavia, donde competían sus hijos, Mauro Giana y Emanuel Gómez. Además de otros pilotos como Matías y Nicolás Cozzari, Pablito Ortiz, Emiliano Carbonero, Rolando Chilotti, y muchos más. Las carreras se llevaban a cabo en circuitos de Rivadavia, Junín, Santa Rosa, y también en la provincia de San Luis.

Fue así que se gestó y nació Acelerando un 20 de julio de 1993 para visibilizar y difundir las actividades del deporte motor, con la conducción de “Pepe” Giana y “Ticona” Gómez y en la operación técnica de los controles, José Luna, en la emisora Sintonía I 99.5 Mhz, cuando ésta tenía sus estudios en el Local 9 de Galería Centorbi de la ciudad de Rivadavia.

 Al momento de hablar de las satisfacciones que le ha dado el programa, Giana destaca que “en lo personal me dio muchas satisfacciones, tal vez no económicamente, pero sí en lo personal, porque me encanta hacer radio y mas dedicado a la información del deporte motor”.

Al mismo tiempo subraya “que este programa me permitió durante tantos años recorrer muchas provincias de nuestro país para realizar coberturas de categorías Nacionales como el TC 2000, Super TC 2000, Turismo de Carretera, Turismo Nacional, y Zonales en Mendoza, San Juan, San Luis, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, Santiago del Estero, entre otras, siempre en compañía de dos colaboradores de fierro como son Gustavo Cozzari y Darío Cozzari”.

El conductor de Acelerando pone especial énfasis que en estos 27 años conoció a  muchos periodistas. En primer lugar a nivel local, a Nelson Ponce, Felipe Penizzotto, Orlando Gubbiotti, a quienes considera sus maestros.

Mientras que a nivel Nacional se refirió “a un grande como fue Eduardo Lesner, que trabajó en el programa Coche a la Vista, donde se transmitían las carreras en ruta desde una avioneta, y de la actualidad, todo el equipo de la gente de Campeones, Carburando, y la familia Legnani toda ella ligada toda la vida a esta actividad”.

Además pudo conocer a muchos pilotos, y menciona entre ellos a Rubén Luis Di Palma padre, Ernesto “Tito” Bessone, René Zanatta, Guillermo “Yoyo” Maldonado, todo el clan de los hijos de Di Palma, Marcos, José Luis, Patricio, y su madre la gran Tana, y de la actualidad “te podría nombrar a los mendocinos, Matías Jalaf, Emanuel Cáceres, Julián Santero, y también otros tantos como Juan Manuel Silva, Guillermo Ortelli, Emanuel Moriatis, Emiliano Spataro, Agustín y Alberto Canapino, Gastón Mazzacane, el desaparecido Tati Angelini y Guido Falaschi, y te podría dar muchos nombres más, Mariano Werner, Catalán Magni, y muchos más de las diferentes categorías de la provincia y el resto del país”.

Pepe recuerda que siempre ha estado ligado al automovilismo deportivo. “Desde muy pequeño yo trabajaba de cadete en mueblería La Confianza, y cuando salía de mi trabajo me iba al taller de Don Jaenisch, padre del profesor (Eduardo) y de Oscar que en ese entonces estaba a cargo del taller donde se preparaban varios autos de competición de aquí de Rivadavia, y donde los pilotos me invitaban a ir a las competencia con ellos, hablo de 9 o 10 años de edad”, rememora con nostalgia su niñez.

“Tengo que agradecer a muchas personas y colegas que proveen información, como José Bravo y Curva1, Alberto Azcurra y a la página Pasión Fierrera, Ariel Dupaus, y a todos los pilotos y preparadores de todas las categorías y dirigentes que siempre están dispuestos a una entrevista en el momento que se les solicita”, puntualizó. También agradeció a todos los sponsors, cabe recordar que algunos de ellos lo acompañan desde hace 27 años.

Acelerando en tiempo de pandemia

Por la falta de actividad del deporte motor a nivel Zonal, Nacional e Internacional por la pandemia del Covid-19, tuvo que reinventar la estructura del programa. Se agregó el Baúl de los Recuerdos, donde se rememoran viejas historias del automovilismo, desde Fangio, Farina, y todos los históricos del automovilismo, con el apoyo y la sabiduría del aporte en cada programa del profesor Eduardo Jaenisch, que lleva 15 años haciendo su columna en Acelerando.

También se agregó la Peñita de Acelerando con un tema folclórico, y el Rincón del Tango, con un tango para recordar, y en la edición de los sábados se incorporó el segmento denominado Acelerando Pueblo, donde se habla de historias de autos y lugares del departamento.

“Esta idea de hablar de viejas historias de lugares, calles, kioscos, profesiones, autos, camionetas, concesionarias de autos, talleres, estaciones de servicio, y otras cosas bellas de Rivadavia, se dio con el aporte del Prof. Jaenisch, el Dr. Luis Eduardo “Nano” Tolosa, nuestro productor Héctor Lombino, Quique Abrahán, Tito Boiteux, Víctor Moreschi, Yuyín Araya, quienes reviven esas bellas historias y anécdotas de todos los rivadavienses”, explicó.

En todos estos años ha sido fundamental el apoyo de su familia, a quien le dedica un párrafo especial. “Si hay que agradecer en estos 27 años de Acelerando es a mi esposa compañera de la vida, Claudia Acosta y mi hija Yemina, son las que aguantaron infinitos fines de semana metidas en los autódromos, con frío, calor, lluvias, y todo lo que las condiciones meteorológicas producen en el aire. El tener que ausentarte por coberturas en distintos lugares, además de los fines de semana donde tenés que ausentarte, te pierdes cumpleaños, aniversarios y muchas fechas importantes en lo familiar, así que mil gracias por que sin el apoyo familiar sería imposible realizar esta bella profesión”, afirmó.

Experiencia Mendoza Rally Safari.

 

“Otra locura que mi familia optó por hacerme el aguante, fue cuando mi gran amigo Alejandro Concatti, me ofreció ser su navegante en el Mendoza Rally Safari. Experiencia nueva para los dos, y ya llevamos aproximadamente 5 años practicándolo, y es mutua la confianza que nos tenemos arriba del auto, ya que debo agradecerle a Alejandro la confianza que depositó en mi en estos años, dado que el navegante son los ojos del piloto y el cuidado en el estado de todo el instrumental del auto como así también la hoja de ruta”, detalló.

 

Durante estos 27 años de trayectoria, el programa ha recibido reconocimientos de parte de diferentes categorías, federaciones, clubes, y otras instituciones en especial una que otorga la Federación Mendocina de Automovilismo Deportivo, en la cual fue elegido Acelerando y, su conductor Pepe Giana, como la mejor cobertura del deporte motor en la provincia.

 

Datos

Programa: Acelerando.

Días y horarios: martes, jueves y sábado de 18 a 20 hs.

Emisora: Sintonía I 99.5 Mhz.

Web: www.sintoniauno.com

Eusebio «El Negro» Guiñez: un rivadaviense en Londres

Por Prof. Gustavo Capone 

El héroe de la maratón olímpica de Londres, un 7 de agosto. Aquí, Gustavo Capone vuelve a traer al presente hechos de un pasado que no todos recuerdan: el caso de Eusebio Guiñez.

Muchos recordaran ese histórico día sábado porque Delfo «el indio» Cabrera cruzó triunfante la meta olímpica en el mítico Estadio de Wembley ante la impávida mirada de los 90.000 espectadores que observaban como el oriundo de Armstrong, un pequeño pueblito de Santa Fe, arrebataba sobre el final de los 42 kilómetros, el triunfo al campeón mundial belga, Etienne Gailly, otorgando la medalla de oro en maratón a la Argentina. Se repetía aquella hazaña del «ñandú criollo» Juan Carlos Zabala en la maratón olímpica de Los Ángeles de 1932. Vaya casualidad también un 7 de agosto.

A tal punto fue sorpresivo el triunfo argentino en Londres que cuando Cabrera fue presentado al público, el cartel electrónico del estadio británico dejaba leer en su pantalla gigante, el apellido de nuestro compatriota como «COBRERA». En realidad, la figura del equipo argentino era el galardonado bahiense Armando Sensini, noveno en dicha maratón.

«No estoy entre los favoritos, pero me tengo mucha fe», le escribió en los días previos a su esposa Rosa. «Yo también te tengo mucha fe, mi rubio», respondieron desde Mendoza. «Mira vos, la Rosita, me quiere tanto que hasta me nota rubio»; repetía sonriendo «el negro» Guiñez. Simpático y sociable, características que cultivó siendo también actor en el elenco municipal de teatro de Rivadavia en sus tiempos adolescentes.

Pero a fuerza de ser sincero, no estar entre los favoritos tenía cierto asidero. Competían en esa maratón nueve campeones del mundo: el coreano Yun Chi Choi, el belga Gailly, el chino Wen- Ngau Lou, el francés Josset, el sueco Oestling, los finlandeses Hietanen y Kurikkaka, el británico Richard y el sudafricano Luyt. Un verdadero «dream team» de los fondistas.

El peón frente a la reina

Así fue entonces. La hora prevista de largada era a las 15. Fueron 41 atletas los inscriptos. Entre ellos, tres argentinos. Los dos ya nombrados: Delfo, el gran campeón y Armando Sensini. El tercer argentino, un rivadaviense: Eusebio Crispin Guiñez. «El peón en la estratégica carrera». Llegó 5°, haciendo historia. Su número de carrera fue el 234. Su tiempo para los 42.195 Km.: 2:36:36.

Ese día la bandera argentina flameó en lo más alto del mismísimo Wembley (actualmente renovado), centro simbólico del corazón inglés, ante la mirada de la monarquía británica, mientras que el himno argentino fue honrado por todo el mundo deportivo. Y un rivadaviense, oriundo de Mundo Nuevo, «El Negro» Guiñez, fue testigo, artífice y protagonista directo de uno de los mayores logros deportivos argentinos de todos los tiempos.

Francisco Mura, el entrenador del equipo argentino (entrenador personal de Cabrera en el atletismo del Club San Lorenzo de Almagro) fue claro con «el Negro»: «Eusebio, usted es el peón. Vaya adelante. Haga el sacrificio. Marque el ritmo de carrera. Es seguro que los chinos y los europeos lo van a seguir. Sensini al medio y Cabrera que corra de atrás. Delfo, usted apura en los últimos 4 kilómetros, que Guiñez lo va aguantar».

Eusebio se despojó del individualismo y mostró su espíritu de equipo. Lideró la carrera en el arranque hasta que fue sobrepasado por el belga Éttiene Gailly. Ese día lució un pintoresco gorrito blanco, como cábala, similar al de Juan Carlos Zabala en Los Ángeles. Sobre los 37 kilómetros tuvo una pérdida de bilis por el esfuerzo realizado, y el reconocido ciclista Remigio Saavedra que venía atrás, le tiró una esponja con agua que le ayudó a recuperarse. Ya había superado en el recorrido los tradicionales barrios londinenses de Barn Hill, Kingsbury Cross Roads, Cannon Park y el Puente Radlet.

«Métele Indio»

Y así, luego del heroico desgaste en medio de la típica humedad del verano inglés, el hombre del sacrificio argentino, cuando faltaban 2 kilómetros le gritó a Delfo Cabrera que venía a paso firme: «Indio no te vayas a caer por favor, métele vos que ganas. Métele». Y Cabrera como si recibiera un mandato divino, levantó su pulgar derecho, guiñó un ojo y aceleró el ritmo tornándose inalcanzable. «Es como si hubiera ganado yo»; declaró posteriormente Guiñez.

Como ironía del destino, y recién cruzada la meta, el rivadaviense, exhibió como «trofeo de guerra» luego de sacarse las humildes zapatillas con las que corría, que por el esfuerzo realizado había perdido seis uñas.

El barco como pista de entrenamiento

Y como para poner más en valor el logro, diremos que desde que tomaron un barco en el puerto de Buenos Aires pasaron 25 días hasta llegar a Londres. Viajaron en tercera clase. Guiñez tenía por ese entonces 42 años. Se había iniciado en este apasionante mundo de las carreras con 24 años invitado por Pedro Cabrera y Eduardo Giúdice, quienes lo tentaron a intervenir en una maratón de 12 kilómetros entre el centro mendocino y El Challao. No estaba muy convencido, por ese entonces el fútbol tiraba más. Pero afortunadamente el destino marcó otra ruta.

Cuentan las crónicas que aquel viaje a bordo del barco tuvo al rivadaviense como protagonista. Guiñez era un personaje. Todas las mañanas y desde muy temprano, era el primero que empezaba a correr por la cubierta del barco, despertando a los integrantes de la delegación argentina de todas sus disciplinas deportiva. «Vamos muchachos, hay que moverse, no podemos hacer papelones»; gritaba mientras golpeaba la puerta de los camarotes.

Guiñez, de buena cepa

Hijo de un hogar humilde. Pero de trabajo. De niño a la cosecha. Había que ayudar a la familia. En otoño e invierno: «podar», «atar», «desorillar» y todas las tareas culturales del ciclo de la vid. De grandecito bombero voluntario. Habíamos dicho también actor. Futbolista. Empleado ferroviario. Verdulero. Atleta.

Pero volviendo sobre aquellas humildes zapatillas, también según algunos testimonios, en toda la etapa final de la preparación ocupó solo dos pares. Aclaremos también que tres días antes de aquel inolvidable 7 de agosto, Guiñez corrió la prueba de 10.000 metros llanos, distancia de la cual era campeón argentino y sudamericano. Pero también registraba triunfos internacionales. Como en Roma, cuando de premio recibió una bicicleta.

«Estas zapatillas son un lujo. Estoy agradecido. En mi casa cada hermano tenía un solo par de alpargatas que tenía que durar de cosecha a cosecha». Ese era Guiñez.

Un pasaporte bien mendocino

Entre sus pocas cosas que llevaba en ese viaje a Londres, iba también una «damajuanita» de vino mendocino: «Imagínense lo que es comer tallarines con un vasito de agua»; recordaba en medio de charlas de amigos, haciendo gala permanente de su buen humor. «Siempre llevo vino, una copita hace bien a la salud». Cuánta razón tenía. Corrió maratones hasta casi entrado los 80 años. Murió en Godoy Cruz. Su «Don de gente» lo acompañó siempre. Y en eso también siempre ocupó el podio. El podio de los inolvidables. En su Rivadavia natal una orgullosa entidad atlética honra su distinguido nombre. La querida «Agrupación Maestro Eusebio Guiñez» – «AMEG». Con nombre y apelativo: «Maestro».-

Desde nuestro espacio agradecemos la invalorable y excelente colaboración que siempre nos proporciona el Prof. Gustavo Capone.

“Tan Solo”, el vino elaborado por Andrés Vignoni para Ciro Martínez

Por Lic. Emiliano Cónsoli

 

Allá por el mes de mayo, estuvimos con Andrés Vignoni, donde nos interiorizamos en parte de su vida y trabajo en la vitivinicultura. En esa nota nos conto de un proyecto personal que tenia con Andrés “Ciro” Martínez y que hoy es una realidad.

 

Nos volvimos a encontrar y conversamos respecto a la experiencia de haber podido concretar este anhelo junto al reconocido músico, uno de los máximos exponentes del rock nacional.

 

Todo proyecto en la vida de las personas, transitan por distintos caminos y emociones y una vez concretados nos llenan de alegrías. “Las sensaciones son muy lindas, a pesar de ser muy chico, se combinan un montón de cosas, por un lado es la primera vez que encaro un proyecto y por el otro, hacerlo con un tipo que admiro y quiero mucho. El vino es espectacular, tiene todo, un poco de rock, enología y amistad”, describe.

 

La amistad con Ciro nace en 2018 cuando vino a tocar a Mendoza, un amigo en común nos presento sabiendo que soy fanático de él y de la banda. A Ciro le gustan mucho los vinos nuestros de Bodega Viña Cobos, entonces comimos un asado y charlamos. Luego nos encontramos en distintos shows de la banda en Córdoba, Buenos Aires y Mendoza, donde quedo marcada la amistad”, nos explica con respecto a su amistad con Ciro y como nace la idea de elaborar juntos un vino.

 

“El vino elaborado es un corte, un blend. Tiene 87% de Malbec que tiene que ver con Los Piojos ya que su número es el 87, 8% Cabernet Sauvignon y 5% de Syrah, es un vino potente, pero elegante, tuvo doce meses en barrica y ya lleva ocho meses en botellas”, nos comenta respecto a las virtudes del vino. Asimismo nos explica a que mercado quieren llegar, “es un vino que quedo muy bien, apunta al mercado domestico, por el momento es una partida limitada de pocas botellas que alcanzan unas tres mil en total”.

 

Sin dudas los nombres a lo largo de nuestras vidas nos otorgan una identidad, un sentido de identificación y pertenencia, “el nombre del vino es Tan Solo, que viene de un clásico piojoso y además se va a asociar rápidamente a la figura de Ciro”, explica.

 

Andrés es amante de la música y confieso seguidor de la banda, nos cuenta como fue trabajar con uno de sus ídolos, “trabajar con Ciro fue muy lindo, es un tipo súper abierto, que escucha, se interesa, pregunta un montón, siempre con buena energía, buena onda. Fue una doble gratificación, conocer a tu ídolo y entender que tu ídolo es una gran persona”.

 

El año 2020 no va a ser uno más en la vida de este prodigioso enólogo. En el mes de abril el crítico James Suckling le otorgo 100 puntos a uno de los vinos que elabora en Bodega Viña Cobos y luego en mayo Tim Atkim otro conocido crítico de vinos lo eligió Joven Enólogo del año en Argentina y como corolario logro concretar este proyecto con uno de sus ídolos. “Este año con algunos logros obtenidos es para ponerlo en un cuadrito”, confiesa.

 

La nota anterior la cerramos indicando a Andrés como un enólogo con un excelente presente y un gran futuro, pero si lo trasladamos al ámbito del rock, del cual es amante, podríamos citar una frase del Indio Solari para describirlo, “el futuro llego, hace rato”.-

Matías Linde: “Me ayudó mucho a abrirme camino hacia el mundo de la investigación”

Por Daniel Flores Flores

 

El estudiante está cursando 5to año de la carrera de Medicina en la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO).  En el mes de septiembre de 2019 fue seleccionado como uno de los mejores 95 promedios del país para competir en las XXVIII Olimpíadas Nacionales, que organiza anualmente la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), donde logro el tercer puesto en la Olimpiada Nacional de Medicina, esto le permitió viajar a Alemania como becado para hacer experiencia en uno de los más prestigiosos institutos de medicina reconstructiva de Europa.

Matías Linde nació el 3 de marzo de 1997, en la ciudad de Rivadavia. En diálogo con el portal de la Cooperativa Popular brindó detalles de su estadía en Europa durante el mes de enero del corriente año. Además se refirió porqué decidió estudiar la carrera de medicina y que le gusta mucho el área de Neurología. También habló de especializarse y adquirir experiencia en otros lugares y de su anhelo de ejercer su trabajo en su querida Rivadavia.

– ¿Por qué decidiste estudiar medicina?

Esta pregunta es muy interesante y suele ser difícil de contestar porque es una decisión que uno toma siendo muy joven y después de haberlo pensando mil veces. En mi caso, me decidí cuando era adolescente estando en la secundaria. Por un lado, lo veía estudiar esta hermosa carrera a mi tío y eso me incentivaba a seguir sus pasos; y por otro pasé momentos difíciles al ver deteriorarse la salud de mi abuela debido a la enfermedad de Alzheimer y esto me hizo darme cuenta que puedo de alguna manera aliviar el sufrimiento de personas que enferman.

 

 -¿Quién te animó a participar de las XXVIII Olimpíadas Nacionales, que organiza anualmente la Universidad Nacional de Córdoba (UNC)?

Cuando estaba cursando el primer año de la carrera, encontré en la página oficial de la Facultad que todos los años se llevaban a cabo las Olimpiadas en Córdoba y que para poder participar debía tener un buen promedio y rendir un examen. Así que desde ese momento hasta que llegué a cuarto año me puse como meta poder participar de este gran evento.

 -¿Y cuál fue el resultado?

Después de haber pasado tanto tiempo esperando poder participar, tomé el examen en mi Facultad y tuve la oportunidad de viajar a Córdoba. Allí, conocí a chicos de todo el país y pasamos momentos inolvidables y muy divertidos. También, rendimos un examen de gran dificultad con 100 preguntas del Ciclo Básico de la carrera y 10 de cultura general, en el cual quedé tercero en el orden de mérito.

 

 -¿Qué ganaste?

Además de ganar algunos libros y cursos muy interesantes, tuve la oportunidad de viajar a un Instituto de Medicina Regenerativa en Frankfurt, Alemania.

 -¿Quién te aviso que habías ganado una beca?

Al ser un evento que se realiza todos los años en un hotel en la ciudad de La Falda (Córdoba), en el cual nos alojamos por 3 días; el último día de estadía se hace una ceremonia de entrega de premios y allí nos informaron quienes habíamos ganado estas becas increíbles que otorgan las Olimpiadas.

 -¿Qué es Plastic Foundation?

En realidad, primero mi premio había sido participar de una de las misiones de esta fundación que se encarga de realizar cirugías reconstructivas a niños de escasos recursos en todo el mundo, pero luego me informaron que no iba poder concretarse este premio y fue compensado con una pasantía en el instituto FIRM de la Universidad de Frankfurt. Allí se encargan de la investigación en cuanto a regeneración de tejidos con el fin de llegar a poder “hacer crecer una mano» en pacientes que han sido amputados así como también han tenido grandes avances en el trasplante de cara.

-Cuando le dijiste a tus padres que ibas a viajar al exterior, ¿qué te dijeron?

Apenas me dijeron que iba a viajar llamé por teléfono a mis papás para contarles de la gran noticia. Ellos estaban muy felices y muy orgullosos, aunque también se preocuparon un poco al darse cuenta que era un viaje muy largo y a un lugar completamente distinto al que vivimos.

-¿En qué mes viajaste a Alemania?

Concreté mi viaje en enero de este año.

-¿Por qué elegiste viajar en enero?

Tomé esta decisión porque al estar de vacaciones no perdí clases en mi facultad.

-¿En qué lugar de Alemania estuviste?

Estuve en Frankfurt del Meno, es una ciudad grande e internacional ubicada en Alemania y es una de las principales ciudades importantes a nivel económico de Europa.

-En el Frankfurt Initiative for Regenerative Medicine, ¿qué hiciste?

En FIRM participé de un trabajo de investigación, en el cual me dediqué a la búsqueda de información con respecto a un tema específico, también conocí a muchos investigadores que me mostraron sus trabajos y me permitieron ayudarle en algunas de sus tareas.

-¿Quién es el Dr. John Barker?

El Prof. Dr. John Barker es un cirujano plástico estadounidense que estudió medicina en la Universidad de Córdoba y es uno de los fundadores de las Olimpiadas Académicas Nacionales de Medicina, que se dedica a la investigación y es el jefe de FIRM.

-¿Pudiste visitar algunos hospitales?

Sí, visité tres hospitales dentro de la ciudad de Frankfurt.

-¿Participaste en algunas cirugías?

Participé de varias cirugías en el área de la Traumatología y la Cirugía Plástica Reconstructiva en estos hospitales, como por ejemplo cirugías de mano, cadera y columna.

-¿Cómo calificas esta experiencia en general para tu carrera?

Para mi esta ha sido la mejor experiencia de mi vida. En cuanto a mi carrera me ayudó mucho a abrirme camino hacia el mundo de la investigación que para mi era desconocido y tener contactos y consejos de grandes profesionales de la salud; y a nivel personal fue una experiencia muy satisfactoria ya que conocí lugares increíbles y gente maravillosa.

-Una vez recibido, ¿en qué quieres especializarte?

Todavía no lo tengo decidido pero me gusta mucho el área de Neurología.

-¿Tienes pensado ejercer en Rivadavia?

Me gustaría primero poder especializarme y adquirir experiencia en otros lugares antes de pensar en una vuelta a Rivadavia. Pero sería algo muy positivo ejercer mi trabajo en mi querida Rivadavia.

-¿Sabes hablar el idioma alemán?

Cuando viajé no sabía ni una sola palabra, pero esto me incentivó a empezar un curso de alemán cuando volví.

-¿Y cómo te comunicabas con los demás?

En todo momento me comuniqué en inglés, ya que la mayor parte de la población alemana habla dos idiomas. También me sorprendí que muchos supieran algo de español.

-¿Pudiste visitar otros países de Europa en tu estadía?

Visité Holanda, conocí una ciudad muy bonita del norte que se llama Groningen.

-¿Cuál es tu frase preferida?

Mi frase preferida es “Todo esfuerzo tiene su recompensa”. Todos tenemos la posibilidad de hacer lo que nos gusta, pero para eso tenemos que poner siempre un gran esfuerzo de nuestra parte y si alguna vez fallas hay que levantarse y seguir intentando.

– ¿Qué significa para vos que te haya declarado “Ciudadano Destacado” el Honorable Concejo Deliberante?

Para mi es orgullo, es un reconocimiento a mi esfuerzo que sirve para incentivar a otros jóvenes rivadavienses a seguir sus sueños.

-¿Se te ha hecho difícil cursar a distancia durante estos meses que estamos en cuarentena?

Al principio me costó adaptarme ya que es una modalidad diferente a la que estamos acostumbrados y los profesores tuvieron que poner mucho de su esfuerzo para adaptar sus clases a la distancia. Pero luego se ha hecho más llevadero y ya no resulta tan estresante.

-Tu familia, ¿te apoya en todo?

Siempre, mi familia es mi sostén y siempre me ayuda a seguir adelante.

-Por último, ¿antes habías viajado en avión?

No. Esta fue mi primera vez en Europa y mi primer viaje en avión. Por lo que mi viaje se convirtió también en una aventura.

Ciudadano Destacado

Por iniciativa de los concejales Fernando Rodríguez y Laura Abate, el Honorable Concejo Deliberante de Rivadavia lo declaró “Ciudadano Destacado”, al estudiante de medicina, Matías Linde, por su ejemplo a la comunidad.

ORLANDO PENNACCHIO, “El Señor de los Autos”

Por Lic. Emiliano Cónsoli

El pasado 20 de junio se cumplieron diez años de la inauguración del nuevo local de la Agencia Pennacchio Automotores, siendo esta una obra de vanguardia para Rivadavia. Pero la historia de ellos se remonta a los años 60 cuando un joven Orlando Pennacchio se inicio en el rubro.

Estuvimos con él para repasar un poco de su hermosa historia, en la cual se desempeño por diversos oficios y trabajos, pasando por épocas doradas y otras grises, pero mejor dejamos que la cuente en primera persona…

1-¿Cuándo comenzó?

Empecé en el año 64 con quince años trabajando de cadete en una concesionaria Fiat acá en Rivadavia.

2-¿Dónde?

La concesionaria era Fiat Torrecilla, el dueño era una gran persona, allí estuve tres o cuatro años

4-¿Qué lo llevo a dedicarse a la venta de autos?

Trabaje en panadería, en construcción, pero la venta de autos es lo que más me gusto, por eso decidí dedicarme a este rubro

5-¿Alguien de su familia lo había realizado antes?

No, nadie de la familia se había dedicado a la venta de autos

6-¿Alguien que lo inspiro o quiso alcanzar del rubro?

Los consejos de Don Torrecilla cuando quería vender un auto era que no cualquiera vendía autos, vender un auto es un arte, sin perjudicar a la gente. Cualquiera puede vender un auto, pero el tema es venderlo y hacer las cosas bien. La verdad es que siempre estuve agradecido a los consejos de Don Torrecilla, él fue el que me inspiro a que siga en este rubro

7-¿En qué lugares ha tenido la agencia?

Después que estuvo Torrecilla, vino la firma Italmotor Zunino de San Juan, instalaron la concesionaria Fiat y yo con 22 años tuve el privilegio de estar al frente del salón en Rivadavia, era una agencia que vendía treinta autos mensuales, era tremendo. Luego se va Italmotor y el local de calle Sarmiento lo seguí alquilando y luego abrimos en San Martin uno o dos años. Tuve la oportunidad de comprar enfrente de donde alquilábamos, pero tuvimos que vender y volver a alquilar enfrente. Hace diez años que inauguramos la agencia actual en calle Wenceslao Núñez

8-¿Con cuántos empleados cuenta hoy?

Hoy contamos con 8 empleados, llegamos a tener 11 o 12 empleados

9-¿Sigue ligado full time a la agencia?

Full time no estoy por el tema de la cuarentena, tengo 70 años y estoy en casa. Esta mi hijo y Carlos Rossi, mi hijo esta gerenciando, hablamos mucho por teléfono.

10-¿Alguien de su familia trabaja en la agencia?

Hay varios de mi familia, mi hijo, mi esposa y sobrino Diego son gestores, mis yernos Carlos y Diego, mi hermano y mi hija Giuliana estuvo un tiempo.

11-¿Tiene un cálculo aproximado de los autos que ha vendido en todos estos años?

Hacer un cálculo es difícil, ha habido años de cincuenta o sesenta autos mensuales y otros de ocho o diez autos. Han habido años muy buenos años pero otros con unas crisis tremendas en los cuales era muy difícil vender.

12-¿Qué diferencia a Penacchio Automotores de otras agencias?

Nos diferencia que nosotros tenemos la regla de que no se entrega ningún vehículo sino se transfiere a pesar de que vengan con el dinero, distinto a otras agencias que lo entregan igual. Nosotros protegemos a rajatabla a nuestros clientes, por eso nos tienen en cuenta a la hora de comprar un vehículo.

13-¿Cuál es el secreto para mantenerse tantos años?

Secreto no hay ninguno, haciendo las cosas bien te vas a poder mantener por el tiempo. La misma gente es la que hace la propaganda por bien o por mal. Uno de los temas es que Orlando Pennacchio ha sido, es y será mientras exista Automotores Pennacchio, nosotros no estamos cambiando de razón social porque presentaste una quiebra o perjudicaste a un banco, nosotros no vamos a cambiar nunca y eso te ayuda a mantenerte en los años. La gente del este e incluso Mendoza nos han comprado y nos siguen recomendando.

Además con este local que logramos construir, nos ayuda a que la gente nos vea con mayor seriedad a la hora de elegirnos.

14-¿Cuántos años tiene?

Tengo 70 años, el 1 de octubre cumplo 71 años

15-Otras actividades que haya realizado

He trabajado con mi padre en construcción, venta de autos, colocado membranas, vendí fiambre en la calle, hice cerámica con Don Herrero, en panadería Martínez, venta de material de bodegas y agroquímicos. Realice infinitas actividades, pero lo que más gusto fue la venta de autos.

16-¿Cómo está compuesta su familia?

Mi familia es excelente, está compuesta por mi esposa que me ha acompañado 40 años de casado más 10 de novio, llevamos 50 años juntos. Dilma es una mujer luchadora, fiel, todo lo que tiene que tener una persona de bien lo tiene ella. De allí nacen los cuatro hermosos hijos como Vanina, Andrea, Pablo y Giuliana y mis cinco nietos Pilar, Pierina, Justina, Bautista y Larita y como agregados mis yernos Carlos Rossi, Diego Arce y Gastón Izquierdo y mi nuera Valentina Bertona. Además debo mencionar a mi hermana Nélida conocida como “Pirucha” y mi hermano Antonio, que han estado en las buenas y las malas y son parte importante de mi vida.

17-¿Alguna anécdota en particular?

Una anécdota, en el año 74 hice unas carreras de auto, como podía porque no tenía plata para correr pero me gustaba, era medio loco para andar. Corriendo acá en Rivadavia largue ultimo con un Fiat 128 contra Peugeot 504 y Fiat 125, pude alcanzar la punta y a falta de tres vueltas se me desgrano la cubierta teniendo que abandonar.

En cuanto a una anécdota negativa, en un tiempo que trabajábamos con Lujan Williams, ellos se fueron y nos dejaron a la deriva, yo había vendido cinco Fiat y tenía el compromiso de entregarlos, fui a Buenos Aires a buscarlo y la empresa que me los debía entregar había cerrado, pero gracias a interminables gestiones pudimos conseguirlos y lo más importante cumplir con la gente, ya que era dinero de ellos. De no haberlo conseguido no sé si podría haber seguido en Rivadavia.

18-¿Cuál es el balance de estos años?

El balance es positivo, he cosechado un sinfín de clientes amigos en todos estos años, más allá de los altibajos que hemos tenido en la parte económica en años duros que nos han tocado. Con la compañía de mi esposa he podido lograr todo esto.

Poder tener el local propio a los 60 años después de alquilar tantos años es increíble, lo podemos disfrutar diariamente a pesar de que mucha gente me decía porque iba hacer un local así en Rivadavia y no en otro lado, yo les decía que como no lo voy a hacer acá, si yo me crie y estuve toda la vida en este departamento, me debo a la gente, la quiero y ellos se lo merecen. Para mí es un honor haberlo realizado en Rivadavia.

19-Orlando Penacchio es….

Me dedique siempre al trabajo, aposte por la seriedad y el trabajo. He tratado de colaborar, ser solidario, si alguien necesita algo ahí estoy tratando de ayudar.

Siempre aposte por la familia y amigos que son una bendición. Para mi es una felicidad enorme juntarme los domingos a comer tallarines con mis hijos y nietos y más aun poder jugar al futbol y compartir muchas cosas.

Aposte siempre por Rivadavia, creo ser una persona querida, tratando de inculcar a mis hijos que nunca se debe perder la humildad y no demostrar cosas que uno no posee.

Orlando Pennacchio, gran padre y mejor esposo, muy amigo de sus amigos, solidario, trabajador incansable y sobre todo un enamorado de su pueblo.-

Página 3 de 2112345...1020...Última »