“Estamos nosotros los tradicionalistas para difundir nuestras tradiciones”

Por Daniel Flores Flores

Así lo afirmó Carlos Ramírez, tradicionalista difusor de nuestros usos y costumbres de la tradición gaucha argentina. Desde hace 8 años conduce el programa “Entre mates y milongas”, por la emisora de frecuencia modulada Galileo Rivadavia 102.1 Mhz., los días miércoles de 20 a 22:30 horas donde difunde todo lo que es identidad nacional. Cabe destacar que el programa también se emite los domingos de 7:00 a 8:00  horas por FM Amadeus 91.9 Mhz., y los miércoles de 6 a 7 horas por la radio online “Horacio Guarany” de la provincia de Buenos Aires.

Ramírez nació hace 57 años en el departamento de Rivadavia y desde pequeño sus abuelos y padres le transmitieron las tradiciones gauchas argentinas. De igual manera él lo hizo con sus hijos Martín y Franco, inclusive recuerda que cuando ellos eran pequeños antes de dormir les leía el Martín Fierro.

Como cada 10 de noviembre se celebra en la Argentina el “Día de la Tradición” en homenaje al escritor José Hernández, autor del notable poema El gaucho Martín Fierro y La vuelta de Martín Fierro, este portal entrevistó al rivadaviense difusor de nuestras costumbres y tradiciones.

-¿Qué es la tradición para usted?

Estamos hablando de la tradición gaucha argentina. La tradición es un conjunto de usos y costumbres que se transmite de padre a hijo, del que sabe al que no sabe, de un hombre mayor a un joven, eso es la tradición. Ejemplo, enseñar a cebar un mate, es una tradición, enseñar hacer un asado, enseñar a ensillar un caballo es una costumbre y una tradición.

 

-¿Quién se lo enseñó?

Y esto como lo he dicho, viene transmitido de mi padre, de mis abuelos, son ellos los que han estado arraigados a las tradiciones gauchas argentinas.

 

-¿Ellos han sido un puntal fundamental?

Sí por supuesto, un puntal fundamental. Así como está el puntal que sostiene los horcones del viejo rancho, esos puntales fueron mis abuelos, mis padres.

 

-¿Y usted se lo ha transmitido a sus hijos?

Así es porque esto se va transmitiendo de padre a hijo también. Ya están por la huella,  ellos tienen que saber de todo, pero siempre enseñándoles de las cosas nuestras, ahí está la esencia.

 

-¿Uno de sus hijos se está iniciando en el canto criollo?

Franco el más chico se está iniciando en el canto criollo, en la improvisación. Está tomando clases a distancia por el tema de la pandemia con talleres de improvisación con grandes payadores como lo es Emanuel Gabotto de la provincia de Buenos Aires.

 

-¿Puede ser que usted les leía el Martín Fierro cuando ellos eran pequeños?

Esto es innato, desde chiquititos les leía el Martín Fierro a los dos en la cama antes de dormir. Ellos mismos me pedían que les leyera el Martín Fierro ilustrado que les regaló el abuelo que tiene una librería en Buenos Aires, y ese libro ilustrado les entró por los ojos. Era leerles el Martín Fierro a los dos, pero a Franco es como que lo atrapó, lo envolvió el “viejo vizcacha”.

 

 “Entre mates y milongas”

-¿Cómo se gestó el proyecto de radio “Entre mates y milongas”?

Nació en el año 2012. Me acuerdo bien porque yo me arrimaba a FM Galileo Rivadavia al programa de Rubén Chaves Canciani “Folcloreando por la Patria”, y desde ahí surgió todo y me dijeron: “Usted que tiene material, ¿no se anima hacer un programa?”. Yo temblaba porque nunca creí hacer algo en radio. Siempre me atrapó la radio, inclusive cuando vivía en Buenos Aires iba todos los sábados a ver en vivo a cantores folclóricos a la vieja Radio Municipal donde estaba Carlos Giachetti con “Folclorísimo” en vivo. Y de ahí para mí es un sueño estar haciendo radio.

 

-¿De qué habla en el programa?

-En la radio hablamos de todo lo que es identidad nacional. Evocamos fechas históricas, hacemos una efeméride cultural Argentina. Siempre tenemos que dejar algo, y ese algo para la gente es un mensaje, es un aprendizaje, y siempre dándole a entender que primero está lo nuestro: la identidad nacional.

 

-Y dentro de esa identidad nacional, ¿realizan entrevistas?

Sí, importantes entrevistas. La última hace 20 día fue a al “Tigre” Roberto Rimoldi Fraga.

 

-El programa de radio, ¿se ha extendido a otras emisoras?

Porque estoy ligado a esto de internet, esto es lo bueno del progreso que nosotros los tradicionalistas no estamos en contra del progreso, eso es lo que quiero que sepan. Nosotros miramos hacia el pasado y a dónde vamos al presente y saber bien a dónde vamos al futuro también. Estamos extendiendo el programa a radios locales acá en el departamento y estamos en Buenos Aires también.

 

-A usted, ¿lo invitan a disertar a las escuelas?

Siempre ofreciéndonos en las escuelas para dar charlas para los jóvenes, nuestros jóvenes son el futuro de nuestra Patria. Entonces hay que prepararlos a ellos para que sepan primero las cosas nuestras y que después venga todo lo demás. Esperemos que pase todo esto de la pandemia para volver a las escuelas.

 

-En lo personal, ¿cree que se están perdiendo nuestras tradiciones y costumbres?

Y de apoco se está perdiendo. Hay que sembrar de a poquito nuestro granito y de a poco ir cultivándolo, porque realmente se están perdiendo en las grandes ciudades donde todo se transforma. En las grandes ciudades todos miran hacia fuera dándole la espalda al país, como dice la milonga de Orlando Veracruz “gente culta en capitales viven de espalda al país, copiándoles hasta el tranco y en el modo de vestir a los países lejanos, que nos vienen a vivir”. Se está perdiendo, pero estamos nosotros los tradicionalistas para afirmar, para que no se pierda, para difundir nuestras tradiciones, que en realidad es nuestra propia identidad.

 

-Pero, ¿hay muchos jóvenes que sí siguen nuestras costumbres y tradiciones?

Pero claro, el que está en el ambiente tradicionalista se da cuenta que esto no va a morir. Quizá sea menor en cantidad por ejemplo a la música foránea como le llamamos nosotros, pero eso no va a morir. Hay cualquier cantidad de gente que sigue el folclore y gente interesada cuando voy a las escuelas. Por eso es bueno que hayan establecido la Ley para enseñar folclore en las escuelas y para esto tiene que haber gene idónea, porque no es solamente la palabra folclore saber bailar un gato, una cueca, una zamba, ¡no! abarca muchos más.

 

El Día de la Tradición

Se celebra en la Argentina en conmemoración al nacimiento del escritor y periodista José Hernández, el 10 de noviembre de 1834, quien compuso El Gaucho Martín Fierro, obra lírica que ocupa la cumbre de la literatura gauchesca. La obra relata la experiencia del gaucho en los tiempos posindependentistas, cuando el país transitaba una etapa de organización política y económica que ponía a este actor social entre medio de la civilización absoluta y el campo abierto. Además, este poema gauchesco y narrativo refleja el estilo de vida que entonces tenía el gaucho, su lucha contra la autoridad, su contante tensión con el gobierno y los indios, sus costumbres, su lengua y los códigos de honor que promulgaban y mantenían en su espíritu rústico y, de alguna manera, anarquista.

La efeméride fue instituida en 1939 a través de la promulgación de la ley Nº 4756. En 1975, el Congreso Nacional extendió a todo el territorio argentino la vigencia del 10 de noviembre como Día de la Tradición por medio de la Ley Nacional N° 21154.

La palabra tradición refiere a ‘donación’ o ‘legado’, y abarca el conjunto de costumbres que suelen transmitirse de generación en generación. La tradición de una nación suele incluir su cultura popular, el gran acervo de música, comidas, juegos, actividades y muchas otras costumbres de cada región del país. En nuestro caso, la Argentina contiene en sí un amplio abanico de costumbres relacionadas con la vida de campo: el mate, el asado, la música folclórica, la domesticación de caballos, la artesanía a base de plata y metales, el trabajo agrícola, la pintura costumbrista, etc., forman parte de lo que nos identifica como nación frente al resto del mundo.

Fuentes: http://www.mendoza.edu.ar/ Educ.ar y Folklore del Norte

Tambien te puede interesar