Más obras para Rivadavia: Puente Badén en Santa María de Oro

El Gobernador Alfredo Cornejo junto al intendente de municipal, Miguel Ángel Ronco, dejaron inaugurado el Puente Badén sobre el río Tunuyán en la calle Liniers, en el distrito Santa María de Oro.

De la inauguración del puente badén también participó el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner; el intendente de Junín, Mario Abed; el intendente electo de San Martín, Raúl Rufeil; el director del Hospital Saporiti, Manuel Liberal; la directora de la escuela Presbítero Olguín, Norma Romo, legisladores provinciales y miembros del ejecutivo.

La construcción del nuevo puente une los distritos San María de Oro y Los Campamentos. Durante el acto, el Gobernador dijo: “Estamos inaugurando el puente badén sobre el río Tunuyán que une dos distritos de Rivadavia que estaban separados porque el puente se había caído en el 2007, ahora lo hemos recuperado y hoy conecta las dos localidades después de 12 años y permite un acceso directo al centro de Rivadavia para acceder a los servicios de educación y salud. Esto fue un trabajo conjunto entre Vialidad provincial y la comuna”.

La obra representa superar años de inconvenientes producidos por intensas lluvias y la crecida del río Tunuyán inferior que impedían la comunicación entre ambos distritos.

Emplazado en una zona eminentemente productiva, el puente fue construido sobre dicho río y es un nexo esencial para la vida del lugar.

El intendente Miguel Ronco destacó que “esta es una gran obra, una obra esperada por todos los productores de la zona, los docentes que van a la escuela Presbítero Olguín, la ciudadanía que vive y transita y los mismos empelados de todas las fincas que hay en alrededor y los que no hay también, porque hay gente que corta camino por aquí y se ahorra muchos kilómetros”.

El jefe comunal de Rivadavia recordó que “cuanto este puente se lo llevó el agua eran 11 kilómetros más que tenían que recorrer y hoy la gente está feliz, porque tiene un puente totalmente nuevo donde se invirtieron 30 millones de pesos en esta obra”.

La obra propuesta por el Gobierno de Mendoza a través de Vialidad Provincial, se ubica en un sector estratégico del departamento donde la producción vitivinícola, de frutales, olivos y hortalizas son la base de la economía local.

“La falta de una estructura apta para resistir el aumento del caudal del río era una necesidad de muchos años en este sector. Por esa razón se diseñó un puente badén de 20 metros de luz que implica devolver una comunicación segura a una de las zonas productivas más importantes de Mendoza. La obra se complementa con la repavimentación que desarrollamos sobre la Ruta Provincial 62 (“La Florida”) y la reconstrucción de calle Galigniana, entre otras”, indicó Oscar Sandes, administrador del ente vial.

El nuevo puente implica restablecer el vínculo de las calles Liniers y Nueva Gil posibilitando que todo el tránsito que proviene del carril Almirante Brown continúe en dirección a la Ruta Provincial 62 y zonas vecinas.

Esto es, recuperar el contacto con la escuela Presbítero Olguín, evitar un recorrido de unos 20 kilómetros para comunicar Santa María de Oro y Los Campamentos, posibilitar el vínculo entre los establecimientos industriales y bodegas de la zona y restablecer un circuito elemental para los productores de Rivadavia especialmente en época de cosecha.

Tambien te puede interesar