Nicolás Ramírez y su habilidad para resolver el cubo de Rubik

Lo que para muchos le lleva horas, días, meses y años en resolver el armado de un cubo mágico, para Nico, es solo cuestión de segundos.

De su enfermedad al cubo

Nicolás “Nico” Ramírez tiene 16 años, a raíz de su severo reflujo esofágico que padeció desde que nació, comenzó a tener algunas complicaciones como presentar rumiación severa, lo que lo llevó a perder mucha masa muscular y hasta había comenzado a perder peso y contrajo asma.

El asma se le declaró a los 12 años, fue cuando tuvo su primera crisis asmática y fue internado varias veces con oxígeno, suero y tratamientos preventivos con aerosoles, más o menos fueron alrededor de nueve internaciones con ese cuadro asmático.

“En su última internación con este diagnóstico en el mes de diciembre de 2018, como eran días largos, fuimos a la baulera del sector en la cual estábamos internados en la sala de pediatría de Hospital de Clínicas en Buenos Aires. Allí le llamó la atención un cubo mágico que estaba viejito sin algunos colores, y me preguntó cómo se armaba. Le expliqué que tenía que acomodar los mismos colores y así completar los colores del cubo”, declaró su mamá Lourdes Carovone a este portal.

Fue así que empezó a darle vueltas y vueltas hasta que logró armarlo como pudo. “Ese mismo día empezó a buscar tutoriales por internet para saber cómo armarlo un poco mejor y lo hizo”, recuerda su mamá.

Cuando le dieron de alta, con su dinero ahorrado se compró el cubo de Rubik y con ese ha buscado más tutoriales para armarlo en menos tiempo.

Hasta que en una página de compras, encontró una promoción que venían tres cubos (una pirámide 3×3, un cubo 3×3 y otro cubo 4×4) de mejor marca y se los compró.

Con ese cubo ha hecho maravillas de tiempo, porque se movía mejor y mucho más rápido, ideal para poder competir.

De Buenos Aires a Rivadavia

En el mes de febrero de 2019 por ciertas razones particulares su mamá, Nico y sus dos hermanos junto a su abuela se vinieron a vivir a la ciudad de Rivadavia en la provincia de Mendoza, “donde le ha cambiado la vida a él, a sus hermanos y a su abuela también, todo porque están más cerca de su familia que vive aquí en el departamento y conocer el valor y significado de ella”, subrayó Lourdes.

Aquí en la provincia de Mendoza fue operado de su problema de salud en el Hospital Lamaggiore donde estuvo internado desde el 4 al 26 de agosto, y fue intervenido quirúrgicamente el día 21. Su mamá agradeció “a los médicos que están al tanto si Nico tiene alguna complicación” y también a la Municipalidad de Rivadavia por todo el apoyo incondicional.

Estudiar y jugar

Nico empezó a cursar sus estudios secundarios en la escuela Félix Pesce Scarso y también quería competir o hacer algo con respecto a los cubo.

Fue así que comenzó a averiguar hasta que encontró en la red social facebook una página de aquí en Mendoza y le dijo a su mamá que lo anotara y así emprendió su sueño.

La primera invitación fue a la Ciudad de Mendoza, en un lugar frente a la plaza Independencia. Ahí  jugó y participó de su primer torneo amateur, donde salió primero con un tiempo de 24 segundos con un cubo 3×3.

Desde entonces la organizadora del grupo Cuberos de Mendoza lo convocó para que enseñara a los demás a armarlo más rápido.

El pasado 2 de noviembre fue invitado al Mendotaku que se realizó en la Nave Cultural, donde enseñó y participó junto a 14 chicos, y ahí volvió a salir primero, con un tiempo de 21 segundos.

Ese día no pudo llevar su cubo, porque tiene rota una de las piezas y ya no se puede arreglar más. Su mamá le ha hecho de todo para que tenga su cubo y pueda competir.

El sábado 14 de diciembre participó en un torneo realizado en Kingo, ubicado en pleno centro de la Ciudad de Mendoza donde participaron competidores de diferentes departamentos de la provincia.

Nico obtuvo el 2do puesto con muy buenos tiempo en cuatro categorías, pirámide 3×3, cubo con una sola mano 3×3, cubo 3×3 y cubo 4×4.

Lo que valoran los creadores del grupo Cuberos de Mendoza, es que Nico en tan solo un año, consiga tiempos muy buenos.

Su mamá lo acompaña, lo apoya y le da todo el ánimo para que siga con su sueño y alcanzar su meta. Y también hace lo mismo con los otros dos hijos que tienen sus propias metas.

El año 2019 para Nico fue muy bueno para su salud desde que llegó a vivir junto a su familia a Rivadavia. Aquí comparte su tiempo como alumno en la escuela secundaria Félix Pesce Scarso donde cursó en 3ro 4ta el año pasado y en los recreos le enseñó a algunos de sus compañeros como armar el cubo de Rubik más rápido.

En su casa cumple con sus estudios de la educación seglar y el tiempo libre lo dedica a practicar el armado de pirámide 3×3, cubo con una sola mano 3×3 y cubo 4×4 en menor cantidad de segundos posibles.

“Armar el cubo es fácil. Es cuestión de mucha práctica”, afirmó Nico.

Cubo de Rubik

El cubo de Rubik es un rompecabezas mecánico tridimensional inventado por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Ernő Rubik en 1974.​​ 

Fuente: Wikipedia

Tambien te puede interesar