¿Quién fue Wenceslao Pedernera?

 

Nació el 28 de septiembre de 1936 en Los Jagüeles, La Calera, provincia de San Luis. Tuvo dos hermanos y una hermana que falleció recientemente. Se cruzó en la vida de Marta Cornejo (Coca) cuando él tenía 25 años, en Rivadavia, Mendoza, adonde llegó junto con otro grupo de trabajadores que se dedicaban a enmaderar las viñas.

El padre de “Coca” por ese entonces estaba a cargo de 22 hectáreas que pertenecían a Gargantini propietario también de numerosos viñedos.

Wenceslao conoció a Coca y se casó por la iglesia ante la insistencia de su novia quienes eran católicos. Deciden casarse el 24 de marzo de 1962, en la iglesia San Isidro Labrador, ubicada en la ciudad Rivadavia.

“Cuando éramos novios yo soñaba casarme de blanco y por la Iglesia, yo era muy religiosa pero él no, `yo a los curas no los quiero`, me decía, entonces le dije que no me casaba.

Después de unos días volvió para decirme que estaba dispuesto a casarse por la Iglesia”, recordó Coca.

Tuvieron tres hijas: Susana, María Rosa y Estela Marta.

Obrero rural

Wenceslao fue un obrero golondrina como muchos otros que se estableció y trabajó en la finca y en la Bodega Gargantini, haciéndose cargo del control de los viñedos.

Conversión

Según las palabras de su esposa “no quería a los curas y no frecuentaba la Iglesia”. Pero había allí una pequeña iglesia donde se hacían novenas, misa, y era visitada por los misioneros Oblatos de María.

Lentamente se fue acercando gracias a su esposa quien insistía. En una Misa de la novena en honor a la Virgen de la Carrodilla, fue tocado por un mensaje bíblico que cambió su forma de pensar sobre la fe y la Iglesia. Desde entonces comenzaron a participar de la Comisión Pro Templo y siendo miembro activo de la Acción Católica Argentina.

Según palabras de Coca “a partir de eso Wenceslao se entusiasmó mucho, y no le importó mas nada. Lo único que le interesaba era Cristo y la Iglesia”.

Evangelización

En 1973 Wenceslao y su familia se trasladaron a La Rioja, después de sentir la invitación de Monseñor Angelelli que convocaba a los campesinos a formar el MOVIMIENTO RURAL DIOCESANO para animar la promoción del trabajo cooperativo de los campesinos, la defensa de los derechos de los trabajadores de la tierra, y la mejora de sus condiciones de vida.

Participó en una Iglesia que había optado por estar junto a los pobres y marginados, Wenceslao con su familia se sumaron a este proyecto pastoral del Obispo riojano, sediento de respeto y dignidad de los trabajadores.

Y viviendo como un vecino más en Sañogasta, intento hacer concreto y practico el mensaje del Evangelio y defendiendo los derechos de sus compañeros campesinos.

Mártir significa Testigo

Por su compromiso de trabajador cristiano, convencido de su fe, fue salvajemente acribillado a balazos en su propia casa el 25 de julio de 1976.

La Iglesia se complace en reconocer que Enrique Ángel Angelelli, Obispo de La Rioja, Carlos de Dios Murias, franciscano conventual, Gabriel Longueville, sacerdote misionero, y el catequista Wenceslao Pedernera, padre de familia, fueron insultados y perseguidos a causa de Jesús y de la justicia evangélica (Mt 5, 10-11), y han alcanzado una “gran recompensa en el cielo” (Mt 5,12).

Ellos fueron testigos fieles del Evangelio y se mantuvieron firmes en su amor a Cristo y a su Iglesia a costa de sufrimientos y del sacrificio extremo de la vida.

Beatificación

Beato significa del vocablo latino Beatus, bienaventurado, (Feliz), por lo general se llama beato a la persona fallecida que puede ser honrada a través de un culto una vez que el Papa haya certificado sus virtudes.

La beatificación es uno de los pasos antes de ser considerado como santo.

La iglesia reconociendo que han dado valientemente su testimonio de Cristo, mereciendo ser propuestos por la Iglesia a la admiración e imitación de todos los fieles.

Los nuevos Beatos siempre contaron con la ayuda de Dios, incluso cuando tuvieron que “sufrir por la justicia” (1Pe 3,14), se esforzaron por trabajar en favor de una fe que también incidiese en la vida; de modo que el Evangelio se convirtiese en fermento en la sociedad de una nueva humanidad fundada en la justicia, la solidaridad y la igualdad.

¿Qué son las reliquias?

Las reliquias son los restos de un santo o ciertos objetos que estuvieron en contacto con él. En el cristianismo, la veneración de estas reliquias está vinculada a las persecuciones que sufrieron los primeros cristianos. Diversos objetos vinculados a estos mártires se convirtieron en reliquias, siendo veneradas y custodiadas por los cristianos desde entonces.

Aunque la Iglesia anima a la veneración de reliquias, es importante recordar que no es la reliquia quien cura, sino Dios a través de ella

La práctica de venerar reliquias, se trata de una tradición muy arraigada a la Biblia. Un trozo de hueso no puede curar a una persona con cáncer terminal. Sin embargo, Dios puede utilizar una reliquia de un santo para curar, de la misma forma que utilizó su manto para curar a la mujer con hemorragia. La reliquia es un instrumento del poder milagroso de Dios.

¿Qué es entronización?

Para favorecer la santificación de las personas, la Iglesia recomienda y promueve la veneración a la Virgen María y promueve el culto público y auténtico de los otros santos, hoy al Beato Wenceslao Pedernera.

Por este motivo se entronizan las reliquias en las iglesias.

Sólo es lícito venerar con este culto a los santos incluidos en el catálogo de los santos y los beatos.

Y entronizar significa “poner en el trono”, es decir en un lugar destacado, así las imágenes o reliquias de los Beatos y santos pasen a ocupar un lugar especial en el templo.

Con esto se busca, en forma similar, dar un lugar destacado a los santos en el corazón de las personas; se trata de que los santos ocupen su justo lugar en sus corazones, recordando el texto bíblico de los amigos del paralitico que impedido por sus enfermedad llegar a los pies de Jesucristo, toman la camilla y hacen lo posible para que el enfermo este cara a cara con Jesús, los santos, nuestros amigos y compañeros de camino, que conocieron a Jesús y nos llevan hasta él cuando nuestra fe decae.

Invitación

La Comunidad Parroquial Cristo Obrero de barrio Lencinas, invita a participar de la Misa de Acción de Gracias, por la beatificación de los cuatro mártires riojanos y de la entronización de las reliquias de Wenceslao Pedernera.

La celebración se realizará el próximo domingo 28 de julio, a las 11 horas en la Capilla Virgen de los Olivos y San Juan Bautista, en Carril Florida s/n Los Campamentos, Rivadavia.

Desde nuestra redacción agradecemos al Sacerdote, Alejandro Maure, de la Parroquia Cristo Obrero por los aportes de los datos biográficos de Wenceslao Pedernera.

Tambien te puede interesar