River-Boca: Crónica de una final anunciada?

Lo que sucedió este sábado, no es algo casual, no es un hecho aislado, no es algo que paso por que tuvimos mala suerte, no, es algo de la triste realidad de nuestro país, de nuestra sociedad, que lamentablemente está tomando estos casos como algo cotidiano.

Podemos decir no son todos, si es cierto, podemos asegurar esa afirmación, porque solo fueron unos pocos lo que arrojaron piedras y botellas contra el colectivo de Boca. Así también debemos decir, que tampoco son todos los policías, jefes o como debamos llamarlos, que hicieron que el operativo desde muchísimos puntos de vista fuera totalmente ineficaz.

Puntos para analizar, hay muchos. Era necesario, que desde la organización de la Conmebol, obligaran a los equipos a jugar, luego de lo que había sucedido, total, el show debe continuar. Hasta que apareció el “pacto de caballeros”, que duro muy poco y dispusieron no jugar el encuentro porque Boca no se encontraba en igualdad de condiciones para afrontar el juego.

Lo que debía ser una fiesta, se transformo en una muestra más de nuestra sociedad, donde supuestamente se sabía de antemano que esto iba a suceder, porque le truncaron un negocio millonario a los barras de River, quienes con un poder e impunidad difícil de creer, lograron su cometido, suspender lo que se había denominado la final del siglo.

Hoy estamos escribiendo esta nota, sin saber si habrá un ganador en la cancha o por decisión de la Unidad Disciplinaria de la Conmebol, pero si sabemos algo y estamos totalmente seguros, el sábado perdimos todos los que amamos el futbol, porque una vez más, demostramos, que nos la ingeniamos para hacer las cosas mal.-

Tambien te puede interesar